¡Comparte en tus redes!

Puntos a considerar antes de estudiar y trabajar

Puntos a considerar antes de estudiar y trabajar

Puntos a considerar antes de estudiar y trabajar

Estudiar y trabajar al mismo tiempo no es imposible, pero si es una labor bastante difícil. Todos queremos mejores condiciones de vida, a veces nuestro currículo no es suficiente para conseguir mejores oportunidades, otros más se animan a estudiar y trabajar para cumplir su sueño de terminar una carrera, pero hacerlo no es nada fácil.

Puede ser que no se trate de una carrera, sino de un curso de inglés, un diplomado o una especialidad en la que estás interesado. Probablemente vivas solo o con tu pareja, o bien eres soltero(a) pero te has independizado, quizá vives con tus padres pero la época de apoyo económico ya pasó para ti, ahora te toca contribuir en la casa, pero quieres estudiar. Si en verdad quieres hacerlo podrás lograrlo, pero antes de comenzar con este reto hay algunas cosas que debes tomar en cuenta. A continuación algunos puntos a considerar antes de estudiar y trabajar al mismo tiempo.

1.- Presupuesto. Debes ser muy inteligente y hacer cuentas sobre todos tus gastos. No solo consideres la colegiatura, sino también los gastos de papelería, útiles, fotocopias y todo tipo de necesidades acerca de la escuela; no olvides los gastos de la casa, la despensa, cosas para la limpieza de la casa e higiene personal, la renta y los servicios de luz, agua, teléfono e Internet, etc. Contempla en tu presupuesto un colchón para casos de emergencia.

2.- Organización. Estudiar y trabajar al mismo tiempo requiere una correcta administración de tu tiempo. Fija horarios de estudio y recorta el tiempo con tus amigos, debes tener presente que comenzarás a hacer grandes sacrificios. El trabajo y la escuela son impredecibles, siempre surge algo que te obliga a quedarte más tiempo, procura prever esos minutos u horas extra en tu horario.

3.- Informa en el trabajo. Es muy importante que tu jefe y compañeros de trabajo sepan que estarás en medio de un proyecto de estudio. Quizá te pidan más compromiso, pero también serán más condescendientes contigo.

4.- Informa en la escuela. Es mejor que te hagas de buenos amigos y aliados en la escuela, que sepan que trabajas y estudias. Siempre hay gente buena que está dispuesta a ayudar (por ejemplo si no puedes asistir a una reunión por un proyecto en equipo por estar en el trabajo), pero devuelve la camaradería con compromiso, siempre cumpliendo con tu parte.

5.- Distancia y transporte. La Ciudad de México siempre está llena de tránsito pesado, considera tus tiempos de traslado y el costo del mismo, es mejor que sean puntos intermedios o distancias cortas.

6.- Considera el desgaste. Es hora de ser estricto con tus tiempos, recorta tiempos de ocio y procura dormir al menos siete horas. No es buena idea pasarse en el trabajo y en la escuela cansado y desvelado.

7.- Busca siempre apoyo. Busca una beca, te facilitará más las cosas; olvídate del orgullo, si tus padres te dan un apoyo acéptalo y sé agradecido; Si te toca ir a un restaurante y sobró comida, pídela para llevar. Cualquier tipo de ayuda te servirá de mucho.