¡Comparte en tus redes!

¿Qué diablos es una tanda?

Hace algunos años, cuando recién ingresábamos al mercado laboral, hubiéramos querido tener en nuestras manos un libro que se llamara Tanda para Dummies o Introducción al mundo Godínez. Honestamente, no acabábamos de entender por qué insistían en participáramos y por qué todos parecían huir en la quincena.

Con el tiempo, logramos entender que se trata de un complejo sistema de ahorro que ni al mismísimo Banco Mundial se le hubiera ocurrido poner en marcha, pero que en nuestro país se ha arraigado y evolucionado. Hoy incluso puedes comprar por catálogo con este “método”.

Dado que nos negamos a que más jóvenes ingresen al mercado laboral sin tener la menor idea de lo que les espera, hemos preparado esta breve guía introductoria al complejo mundo de “la tanda”. ¿Estás listo?

 

La tanda es el método de ahorro más usado por los oficinistas.

La tanda es el método de ahorro más usado por los oficinistas.

 

¿Qué es?

Tal como lo mencionamos unas líneas arriba, la tanta es un método no institucionalizado de ahorrar dinero. Para que funcione se requiere de una persona que controle y distribuya el dinero, además de un grupo predeterminado de individuos (de preferencia gente en la que puedas confiar).

Objetivo

Se debe definir cuál es el fin de la tanda. ¿Buscan sólo ahorrar o pretenden comprar algo con ese dinero? Muchas personas recurren a ella para comprar zapatos, accesorios, ropa, gadgets, etcétera.

Plazo

Como siempre, es necesario fijar las reglas del juego. ¿Cuánto durará la tanda, seis meses, un año? De igual manera, deben decidir cada cuánto darán dinero: ¿quincenalmente o mensualmente?

 

Una tanda es una buena opción para todos los que les es imposible ahorrar.

Una tanda es una buena opción para todos los que les es imposible ahorrar.

 

¿Cómo funciona?

Cada uno de los participantes recibe un número. Éste indicará el orden en el que se entregará el dinero.

En la quincena (o mes, dependiendo del periodo que hayan fijado) correspondiente a tu número, no deberás entregar un centavo, y recibirás el total del dinero que ahorrarás a lo largo de la tanda.

Dado que no existe ningún documento o ley que respalde este tipo de prácticas, las tandas son meros acuerdos de buena voluntad. Nada obliga a quienes obtuvieron los primeros números a seguir pagando hasta el final, ¿o sí?

Ventajas

  • A diferencia de las instituciones bancarias, en una tanda no debes pagar cuotas extras.
  • No debes hacer ningún tipo de papeleo.
  • Si ahorrar te resulta imposible, es una buena opción para hacerte el hábito de no gastar todo tu sueldo.

Desventajas

  • Al no haber un respaldo legal, el organizador de la tanda o alguno de los participantes puede desaparecer con el dinero.
  • No genera intereses.
  • El dinero tiende a perder poder adquisitivo con el paso del tiempo, así que para cuando recibes tus ahorros, los 20 pesos que juntaste no te alcanzan para comprar lo mismo que hace un mes o dos. Ahora obtendrás menos por el mismo monto.

Ahora que sabes en qué consiste, ¿participarías en una tanda?

 

Notas relacionadas.

Si buscas otras alternativas de ahorro, aquí te dejamos algunas ideas.

¡Regálales un mejor futuro y enséñales a ahorrar! Checa aquí cómo hacerlo

Descubre aquí las apps que te ayudarán a ahorrar.