¿Qué es la cromoterapia?

¡Comparte en tus redes!

¿Qué es la cromoterapia? Se trata de la terapia del color, es una técnica empleada en medicina alternativa y pretende curar ciertas enfermedades a través del uso de colores. Pertenece a las técnicas de la nueva era, además no se ha podido demostrar que sean un factor en la curación de las personas, los tratamientos de la cromoterapia son considerados como terapias alternativas naturales, pues no cumplen los requisitos de una medicina fiable. Sin embargo su aceptación en las personas que la practican es más por fe que por una base científica.

De acuerdo con la cromoterapia, los colores ejercen influencias emocionales en las personas y les generan un estado que facilite la sanación de enfermedades y restablecer los desequilibrios que les ocasionan los padecimientos.

¿Cómo funciona?

Se aplica una luz con un color que corresponda al color de una enfermedad, infección, virus, hongos, bacterias y parásitos. Los colores corresponden a vibraciones que tienen velocidades, longitudes y ritmos de ondas diferentes. Estos ejercen una influencia física y emocional que facilita la auto sanación. Cada color tiene un significado determinado y definido, es importante el tono y la zona en donde se utiliza. La zona superior del cuerpo, de la cintura hacia arriba (blusas, camisas, abrigos, bufandas, etc.) se relaciona con el mundo emocional, los deseos y las necesidades. La zona inferior (pantalones y faldas) transmite información acerca de las necesidades materiales y la energía física de la persona, su fuerza y dinámica interna.

Según esta alternativa, los colores tienen la capacidad de calmar, inspirar, excitar, equilibrar o alterar nuestras percepciones, lo cual llevó a considerarlos como instrumentos terapéuticos por sí mismos. Cada color emite unas vibraciones características que nos llegan de distinta manera y producen efectos diferentes.

La cromoterapia usa ocho colores que son el rojo, el naranja, el amarillo, el verde, el turquesa, el azul, el violeta y el magenta. El rojo intensifica la conexión con la tierra, corresponde al primer Chakra; el naranja, asociado al segundo Chakra es beneficioso para restablecer la energía sexual; al tercer Chakra le corresponde el Amarillo, este color incrementa la lucidez que despierta la mente; el verde es de equilibrio, pertenece al cuarto Chakra; el azul es paz y orden, sirve para aumentar la sensibilidad, es del quinto Chakra; el color violeta tiene que ver con las cosas espirituales, pertenece al sexto Chakra; el morado también tiene que ver con la espiritualidad, pero además se añade el liderazgo y el respeto, es del séptimo Chakra; el turquesa, en combinación con el rojo, ayuda a erradicar infecciones agudas del flujo de energía.

Aquí algunos videos.

 

Alberto Brito