¡Comparte en tus redes!

¿Qué es normal sentir tras la muerte de un familiar?

adriana_carrilloLa teoría en Psicología dice que para aceptar una muerte se pasan por distintas etapas de duelo: negación, enfado, negociación, dolor y por último aceptación.

Hace unos meses murió mi abuela materna. Su muerte me ha permitido ver que en mi familia tenemos formas distintas de manejar el duelo. Que no hay etapas claras y que el dolor no es negociable.

Por un lado, para mí aparentemente ha sido más fácil, pues desde hace cinco años vivo en otra ciudad y mi convivencia con ella era poca, de alguna forma, hasta ahora es como si no me hubiese “caído el veinte” y me ha sido difícil contactar con la tristeza, digamos que el evadirme haciendo cosas interesantes ha sido mi forma de manejar su muerte.

Por otro lado mi madre ha tenido una forma muy distinta. Puedo ver que ella ha estado con mucho dolor emocional, ha sentido tristeza y apatía. No se permite disfrutar mucho de las cosas padres que le están ocurriendo y siente culpa.

Cuando alguien muere en la familia es importante notar que cada quien reacciona como puede reaccionar, no es personal. Que alguien llore mucho no quiere decir que esté sufriendo más la muerte del ser querido que quien no llora o quien hace bromas.

Tengo una paciente a quien le cuesta mucho trabajo mostrar cómo se siente ante los demás, no le gusta, se siente invadida, y es válido. Nadie tiene que nada. Sin embargo, para ella la muerte de su madre fue muy difícil, y el que su familia la cuestionara sobre el porqué de la ausencia de su llanto o aparente tristeza sólo lo hizo más difícil para ella, pues en lugar de sentirse en un ambiente donde podía expresarse a su forma libremente, se sintió limitada y juzgada.

Si estás pasando por una muerte en la familia, tente paciencia… y también al resto de tu familia. Se vale que todos tengamos formas distintas de hacerle frente a la muerte, no es fácil.

La muerte es confusa, dolorosa y en algunas ocasiones trae paz. Es normal que tengas emociones distintas al mismo tiempo. Puedes estar enojado, triste y tranquilo por la muerte de un ser querido. Nota que tu forma de sentir es válida, pero no la única. Y así como puede ser confuso para ti, también lo es para los otros.

Si puedes, date permiso de estar como estés y vivir las emociones que tengas que vivir. Si puedes, permite a los demás lo mismo.

Si estás pasando por un momento como este recuerda:

  • No te obligues a sentir una emoción en particular, no hay bueno ni malo.
  • Date permiso de sentir lo que estás sintiendo
  • Ten en cuenta que todos reaccionamos distinto
  • Pide lo que necesites (espacio, un abrazo, platicarlo con alguien, que sólo estén en silencio contigo)
  • Permite que los demás estén como estén
  • Tente paciencia, es un momento confuso y doloroso.
  • Si lo requieres, busca apoyo de un profesional

La muerte es dolorosa, difícil, confusa e injusta, pero es algo con lo que todos vamos a convivir en algún momento.

Adriana Carrillo