Qué hacer cuando le pegan a tu hijo

¡Comparte en tus redes!

Muchos no sabemos cómo reaccionar cuando le pegan a nuestros hijos, muchas veces nos enfurecemos y tratamos de defenderlos a toda costa. Por fortuna hay psicólogos y especialistas que te dicen qué hacer en situaciones así, pon mucha atención para saber qué hacer cuando le pegan a tu hijo.

Antes de reaccionar enojada(o) o asustada(o) debes conservar la calma y comenzar a preguntar. Debes capturar toda la información posible, escúchalo atentamente para saber cuándo y dónde ocurrió la agresión y también, quiénes participaron. Averigua e identifica si es algo personal o si hay bullying.

Otra cosa que debes hacer es creerle todo lo que te diga y hacerle saber que estás de su lado, después debes hablar con el profesor o personal docente y contarle lo que el niño te dijo. Si se están produciendo agresiones en el aula, debemos pedirle a la profesora que las gestione, que no las permita.

Si muestras éste tipo de comportamiento tu hijo aprenderá a resolver las cosas de manera civilizada, lo enseñarás a defenderse con palabras y también tendrá más confianza para contarte las cosas. Si el maestro te dice que tu hijo no te dice la verdad, investiga, pero no dejes de confiar en tu hijo.

Respuestas inmediatas

Enséñale a pedir ayuda, que lo cuente a otros adultos o que diga frases como “no me pegues”, “no quiero que me pegues y no lo voy a permitir” para responder de manera inmediata. Dile que se aleje de niños que no respetan a los demás, enséñale a retirarse si la situación es violenta, huir no es de cobardes.

Puedes ensayar

Cuando tu hijo esté contigo a solas, en casa, habla con él y hazlo pensar y practicar soluciones para ese tipo de situaciones. Por ejemplo, emula el papel del agresor y finge que vas a pegarle, dile: “Te voy a pegar ¿qué vas a hacer?”. No lo enseñes a pelear, enséñale a defenderse verbalmente, a pensar rápido y a buscar alternativas.

Si se burlan de él

Las burlas también son un tipo de violencia, los padres deben intervenir inmediatamente para evitar la exposición de sus hijos a la violencia. Todo acto cometido con intención de hacer daño a otro es violento, aunque se produzca entre niños. Si tu hijo está siendo víctima de violencia, lo primero que debes hacer es eliminar la exposición al problema. En segundo lugar, si la situación fue grave, considera la opción de un psicólogo.

Si tu niño pega

De tres a cuatro años los pequeños avientan muchas cosas y comienzan a golpear a los demás niños o le pegan a objetos. Si tu niño le pega a otros para quitarle un juguete debes retirarlo y suprimir las consecuencias positivas. Dicho de otra manera, no le enseñes que pegando va a conseguir lo que quiere. Evita que aprenda que golpeando va a conseguir el juguete de otro niño, cuando lo haga dile: “no se le pega a los demás”. Y evita darle el juguete del niño agredido.

Si son más grandes siéntate con ellos y explícales que no deben golpear a los demás, pero no sólo basta explicarles, debe haber consecuencias. Por ejemplo, si tu hijo le pega a alguien ponlo en una esquina sólo, si lo vuelve a hacer repite el castigo. Así entenderá que cada vez que haga cosas indebidas habrá consecuencias. Esto no sólo te permite controlarlo, sino que lo estás educando para su vida adulta.