¡Comparte en tus redes!

Qué hacer cuando se te sale un pedo vaginal

Qué hacer cuando se te sale un pedo vaginal

Qué hacer cuando se te sale un pedo vaginal

Hay cosas que te pueden parecen muy extrañas, pero son de lo más normal, por ejemplo que se te escape una flatulencia por la vagina cuando estés en pleno acto sexual. Los gases vaginales durante el coito son comunes, pasa porque entra un poco de aire en la vagina y eso hace que se escuchen ruidos parecidos a los de una flatulencia.

El inoportuno pedo vaginal puede matar pasiones, pero no si tienes una buena comunicación con tu pareja y lo manejas con buen humor. No puedes evitarlo, pero sí puedes darle la vuelta al asunto. Este tipo de ventosidades también pueden ocurrir cuando haces ejercicio, cuando te masturbas o haces algunos estiramientos.

Se producen por falta de tonificación muscular en las paredes vaginales, durante la excitación, la penetración, o haciendo ejercicio, los músculos de la vagina se contraen y estiran, esto hace que entre aire en la vagina. Los pedos vaginales son inevitables porque la vagina no tiene un esfínter que se contrae como el ano, por lo tanto estas ventosidades vaginales no se pueden impedir.

Este tipo de accidentes son más comunes en mujeres que hayan tenido muchos partos, que hayan perdido masa muscular (por enfermedad o por la edad), aunque también les puede ocurrir a mujeres jóvenes. No tienes mucho de qué preocuparte, los pedos vaginales no producen olor, como los que vienen del intestino (estos emanan de la fermentación de bacterias dentro de ti).

¿Cómo evitar estos ruidos?

como ya lo habíamos mencionado, es casi imposible que evites este tipo de ruidos que hace tu cuerpo, pero hay varias formas de evitarlo.

1.- Ejercicios de Kegel. Este tipo de ejercicios te facilitan el parto, te recuperan después de dar a luz y disminuyen la incontinencia, además de que aumentan el placer en las relaciones.

2.- Cambia de posturas. Identifica qué tipo de posiciones te provocan ruido vaginal y elige otras. La posición de perrito permite mucha entrada de aire.

3.- Pide ir más despacio. Entra aire a tu vagina cuando el pene entra y sale muy rápido, para evitar una ventosidad vaginal pídele a tu pareja que vaya  más despacio o al menos que no haga movimientos rudos.

4.- Lubricante. El lubricante permite que el pene se deslice más suavemente, así el pene no sale por completo y se evita el efecto del bombeo, por lo tanto tienes menos aire.

5.- Mete tus dedos. Durante la penetración puedes usar uno de tus dedos, es más conveniente cuando te encuentres en una posición donde tus piernas estén muy abiertas.

6.- Aprieta la vagina. Si intentas apretar la vagina durante el coito evitarás la entrada de aire a tu vagina. Fortalece tus paredes vaginales con los ejercicios de Kegel.

7.- No te avergüences. Si ocurre un ruidito cuando estás con tu pareja, no te atormentes, le pasa a la mayoría, ten una comunicación abierta con tu pareja y verás que todo se resuelve.