¡Comparte en tus redes!

¿Qué hacer para que el dinero fluya mejor?

gabriela_montielVe al dinero como un río
Si el fluido del dinero es bajo, te recomiendo que veas al dinero como un río, pero un río que está crecido, de repente llega con abundante agua, luego hay partes que está más tranquilo, otras que casi no hay agua, bien puede llegar el momento en que haya pura piedra y nada de agua, pero es importante saber, que el agua siempre llegará.

El fluido siempre  retoma su cauce, y que aunque en momentos no haya agua, bien puedes cargar tu balsa y caminar, puedes hacer uso de otros recursos y habilidades que tienes, puedes pedir ayuda a quienes van a tu lado, puedes encontrar nuevos cauces de donde abrir el fluido.
Cuando quieras empezar a invertir en algo, simplemente abre esa opción en tu cuenta mensual, confía en que te alcanzará, y verás que te empieza a llegar más dinero y a alcanzar para lo que quieres.  Esto es, que abres el camino para que pueda fluir el agua.

Reconoce la cantidad de dinero que hay a tu alrededor
No existe una razón real que te diga que te vas a quedar sin dinero, pues… el dinero ahí está, en abundancia, el que no esté en tus manos es diferente, para eso, solamente hay que llamarlo, actuar, abrirte a la corriente de ese río. Observa los bancos, a la gente invirtiendo su dinero en un coche, en una casa. El dinero existe y va pasando de mano en mano, simplemente tienes que alzar la mano y tomarlo con acciones dirigidas a eso. Conéctate con la abundancia y la abundancia llegará a ti.

Deja de querer aferrarte al dinero o controlarlo
Intenta agarrar el agua con las manos y verás lo que pasa. No puedes cerrar el puño y mantenerla ahí, tampoco puedes aguantar con las dos manos guardando el agua, pues tarde o temprano te cansarás o se estancará.
Necesitas darle movimiento al dinero, y darte cuenta que ni es tuyo, ni es de los demás. Es un recurso que existe para tu servicio.  Se vale ahorrar para un propósito en específico, más no tenerlo ahí con miedo a gastarlo.

Modifica tus palabras
Lo que te dices a ti mismo y a los demás afecta tu relación con el dinero.

Cuida las siguientes palabras o pensamientos:

  • No quiero gastar
  • He gastado mucho
  • No me alcanza
  • No traigo
  • Necesito más

El pensamiento “no tengo dinero”, es irreal, pues seguramente tienes 10 centavos por ahí en tu casa, y eso, es dinero. Te invito a identificar todos esos pensamientos que llegan a tu mente haciendo referencia a “no me alcanza”, “no tengo suficiente”, “necesito más”, y que los cuestiones, los pongas en tela de juicio y veas si son verdad, y tal vez puedas descubrir lo abundante que ya eres, y la manera de seguir abriéndote a esa abundancia.

Solamente hay que tener cuidado con el pensamiento negativo con decir “no tengo suficiente”, o “necesito más”, porque el mensaje que te estás mandando es de carencia, y lo que verás a tu alrededor será esa misma carencia expresada. Es mejor decir “tengo suficiente”, “soy abundante”, y encontrar esa abundancia dentro de ti, y en tu exterior, ya sea en cuestión de dinero, o de todo aquello que te gustaría acceder a partir de “tener” dinero.

El dinero es circulante; está en tu posesión por momentos indefinidos o breves, pasa por tus manos, circula, va y viene; llega a ti, lo usas y sigue fluyendo entonces es mejor enfocarse en decidir hacia dónde quieres llevar ese fluido; dónde necesita agua el río y abrir a nuevas corrientes y decidir hacia dónde dirigirlas.

Disfruta del dinero

Si el dinero te está generando estrés y ansiedad, busca la manera de sentirte en paz con él, restablece la relación, disfrutando de él, úsalo para consentirte, para invertir en tus sueños, disfrútalo.

Gabriela Montiel