¡Comparte en tus redes!

Qué hacer si muerde o muerden a tu niño

Qué hacer si muerde o muerden a tu niño

Qué hacer si muerde o muerden a tu niño

En preescolar son comunes las mordidas entre niños, ellos muerden cuando no son capaces de manejar una situación, si se sienten paralizados por el miedo, enojo o frustración y si otro niño los mordió. En ocasiones muerden sólo para averiguar qué efecto tendrá o por expresión equivocada de amor. Cuando los niños tienen un año de edad muerden a causa de la dentición.

Comprender lo que hay detrás de ese comportamiento te ayudará a conseguir que no lo vuelva a hacer. Revisa qué es lo que pasa con tu hijo, no se trata de que deje de hacerlo, sino que lo apoyes en su desarrollo

Si muerden a tu hijo

Primero revisa que ambos niños estén lejos uno del otro para evitar que se sigan mordiendo, a tu hijo, no le recrimines, evalúa el daño y fíjate si hace falta atención médica, hazlo con calma y amabilidad. No te muestres fría con el niño que mordió, así lo ayudarás a que entre en confianza y pueda expresar sus sentimientos y la razón que lo llevó a morder.

Procura atender rápidamente las heridas  causadas por el mordisco para evitar que la herida se infecte, pues la boca de las personas y los niños tienen bacterias y gérmenes. Lava perfectamente bien la herida con agua y con jabón.

Si tu pequeño está sangrando cubre la herida con una gasa estéril, aplíca antiséptico con clorhexidina como Cristalmina, así evitarás riesgos de infección.

Si la zona está hinchada coloca un poco de hielo envuelto en un lienzo o una compresa de agua fría. Revisa la herida al día siguiente para cerciorarte de que está cicatrizando correctamente. Enséñale a tu hijo a defenderse con palabras o dile que te pida ayuda o ayuda a un maestro.

Cuando tu hijo muerde a otro niño

Anímalo a acudir a ti cuando esté disgustado, dile que te explique el motivo del enfado la próxima vez y que tú lo ayudarás. Pero eso sí, dale toda tu atención cuando te hable. Cuando los dos se hayan calmado habla con tu hijo, enséñale a pedir ayuda a un adulto, así evitarás que vuelva a morder.

Tu hijo puede morder porque otro niño toma sus juguetes, otros lo agobian o cuando te muerde cuando tienes a un nuevo bebé. La maestra de tu niño podría darte una pista de porqué lo hace. Si tu hijo ha estado mordiendo intervén antes de que vuelva a hacerlo.

Los niños muerden cerca de los tres años de edad, pero también desarrollan habilidades sociales, fortalece su inteligencia emocional alabando su buen comportamiento y la importancia de hacer nuevos amigos y conservar los que ya tiene. Es probable que necesites estar son tus hijos mientras pasa su etapa de morder a los demás.

Nunca muerdas a tu hijo para enseñarle que eso duele, él ya lo sabe, mordiéndolo estarás enseñándole una forma incorrecta de manejar la agresión. Explícale que no está bien morder a los demás. Pregúntale al maestro cómo aborda los mordiscos, muchos utilizan su ingenio para resolver este tipo de comportamientos.