¿Qué hacer si tu bebé se cae?

¡Comparte en tus redes!

¿Qué hacer si tu bebé se cae? Cuando un bebé se cae de tus brazos resulta ser un momento muy angustiante, pues las caídas suelen verse muy graves cuando se trata de un bebé. Lo importante es que mantengas la calma y comiences a evaluar con objetividad el accidente, para ver si es necesario tratarlo en casa o llevarlo al hospital.

En la cabeza tenemos muchos vasos sanguíneos que hacen que los golpes y moretones luzcan más serios de lo que en realidad son. En caso de heridas leves usa el botiquín que tienes en casa para tratar curarlo.

Si tu hijo es menor de un año de edad, considera la posibilidad de ir al hospital, si es mayor que un año de edad vigílalo y asegúrate de que esté bien, cerciórate de que no cojee, vomite, duerma en exceso, si lo hace llévalo con el doctor.

Si al caer queda inconsciente, no lo dudes, llévalo al hospital inmediatamente o llama a una ambulancia (debes tener en un lugar visible de tu casa los números de emergencia).

¿Cómo revisar a mi bebé?

Cada vez que tu niño se caiga revisa si se lastimó o cortó, si cayó sobre su cabeza o sobre su espalda. Debes revisar que no tenga una herida grave, un corte, una fractura, una concusión u otro daño interno. Las caídas pueden ser serias, pero como los huesos de los bebés y niños menores de 3 años son suaves, no se fracturan tan fácilmente como los de un niño mayor. Si el niño se ve bien es posible que no le haya pasado nada, de todas formas revísalo y obsérvalo en las siguientes 24 horas.

comienza revisando primero la cabeza de tu bebé, busca moretones o algún lugar mallugado, morado o heridas visibles. Quítale la ropa para poder observar si todo está bien, si ves algo raro es mejor llevarlo al médico.

Señales de alarma

  • Llévalo a revisión si ves a tu niño irritable o confuso. Aunque no tenga ninguna herida visible en la cabeza, puede haber sufrido alguna lesión interna o conmoción cerebral y te das cuenta de ello cuando tu hijo tenga los siguientes síntomas:
  • Mareo
  • somnolencia
  • Desmayo
  • Confusión
  • Problemas de coordinación en sus movimientos
  • Vómito
  • Irritabilidad
  • Cambios en el tamaño de la pupila y movimientos inusuales de los ojos.

Otras señales de alerta que te indican que tienes que llamar a una ambulancia o actuar rápido son las siguientes:

  • Le sale sangre con líquido transparente de su nariz, boca u oídos
  • No respira. Dale reanimación cardiopulmonar hasta que lleguen los servicios de emergencia. si estás sola primero dale RCP por dos minutos y después llama a la ambulancia
  • Si tiene un sangrado que no se detiene aplicando presión
  • Convulsiones
  • Si no te responde cuando le hablas o no se puede despertar
  • Si ves que se rompió un hueso o tiene una deformidad que salta a la vista, una torcedura que se ve muy rara o un brazo o una pierna que parecen chuecos
  • Llora o grita por mucho tiempo, pues podría estar sufriendo de una herida o hemorragia interna