¿Qué le digo a mi hijo si la marihuana ya es legal?

¡Comparte en tus redes!

Cada vez son más los lugares en el mundo en donde se legaliza la mariguana, por tal motivo debes informarte para cuando te toque hablar con tus hijos sobre las consecuencias de ésta droga.

El tetrahidrocannabinol (THC), también conocido como delta-9-tetrahidrocannabinol, es el principal constituyente psicoactivo del cannabis, o sea de la marihuana.

Efectos dañinos

Hay efectos dañinos en quienes consumen ésta droga, como son el deterioro de la capacidad para crear recuerdos nuevos. El ¡consumidor también pierde la capacidad de concentración en un asunto específico, pues desvía la atención de una cosa a otra.

Al consumir marihuana se entorpece la coordinación y el equilibrio al adherirse a los receptores en el cerebelo y los ganglios basales, que son las partes del cerebro que regulan el equilibrio, la postura, la coordinación y el tiempo de reacción. Con esto el consumidor tiene problemas para hacer actividades complejas como practicar un deporte o conducir un auto.

Si se consumen dosis altas de cannabis se padece psicosis aguda, acompañada de alucinaciones, delirio y una pérdida del sentido de identidad personal. Además, algunas personas susceptibles pueden generar esquizofrenia. Los expertos investigan los posibles daños al cerebro tras el uso frecuente de ésta droga.

De acuerdo con un estudio hecho por algunos científicos, se descubrió que los consumidores de grandes cantidades de marihuana eran afectados en la memoria, pues no podían recordar palabras de una lista.

En la primera hora después de consumir marihuana aumenta cuatro veces más el riesgo de un ataque al corazón. Esto pasa porque se eleva el ritmo cardiaco y reduce la capacidad de la sangre de transportar oxígeno, y en algunos casos también eleva la presión arterial.

¿Qué hacer si soy padre?

Niños y jóvenes poco informados corren riesgo de involucrarse en conductas inseguras y de experimentar con drogas. Los padres que saben de los efectos de las drogas pueden ayudar a corregir e informar a los hijos. Incluye el tema de las drogas en las conversaciones con tus hijos.

Tú como padre eres un modelo a seguir para tu hijo. Tus opiniones sobre el alcohol, el tabaco y las drogas serán de gran influencia y moldearán la manera de pensar de tu muchacho.