¡Comparte en tus redes!

¿Qué le digo? ¿Qué le contesto?

LeopiAsí es, la pregunta del millón, repetida durante todo el día por cientos de miles de personas, el enigmático sistema de comunicación humana en la era de la tecnología, la era del “no compromiso”, la era del “solo quiere sexo”, la era de no tenemos la más remota idea de lo que estamos haciendo: ¿Qué le digo?

Bueno, hoy les traigo una idea que ayuda. Qué tal si a partir de hoy te haces la siguiente pregunta: ¿Lo qué le voy a decir que le va a causar? ¿lo que le voy a contestar, me da una ganancia o una pérdida?, el mensaje que voy a enviar…¿le va a gustar recibirlo?

Aquí los ejemplos:

  1. Autocontrol. Te dejaron en visto, doble rayita azul, oh frustración. No discutas, no reclames, tal vez la otra persona se ocupó, se distrajo, está manejando, llegó su jefe o simplemente el mensaje que tu mandaste no ameritaba una respuesta. Contrólate.
  2. No armes panchos. Estas en proceso de ligar, en el cortejo, en la época de “campaña de marketing” y la otra persona hizo o no hizo algo, y eso te molestó. No se lo digas, no discutas, no le armes un pancho. ¿qué vas a ganar? Nada. ¿cuánto puedes perder? Mucho ¿valió la pena la discusión? Obvio no. Duh.
  3. Valores. Si eres hombre, siempre manda o contesta algo que exponga valores tuyos, como la creatividad, honestidad, ternura, fuerza o paciencia.
  4. Más Valores. Si eres mujer también aplica lo anterior pero súmale sexy, coqueta, pícara, lúdica, etc
  5. Marca el ritmo. Si eres mujer y el chico te manda cosas sexosas antes de tiempo. No te enojes, no lo regañes, solo dile que va muy rápido y que le baje a su intensidad. Suavecito.
  6. Horarios. Cuando te quieras comunicar con tu “objetivo”, asegúrate de que no esté en 30,458 cosas en la oficina, para que tu mensaje o llamada no compita con todas esas otras cosas que tiene que hacer. Mejor bú[email protected] en horarios que sepas que no está tan [email protected]
  7. ¿Fotos sexys? Si te pide fotos sexys, la respuesta no es “no”, la respuesta es “convénceme” o “¿qué vas a hacer para ganártelas?”
  8. Pedir. Si te pide dinero y eres hombre (y te sobra la lana y no te pidió mucha)… ok, va, pero que no se haga una costumbre. Si te pide dinero y eres mujer, no tienes. Si parece que tienes, dile que lo debes todo, tu coche es del banco, tu casa es de tus papás y estás pagando a meses sin intereses tus implantes de dientes.
  9. Comprensión. Si tiene problemas de salud, familiares, de trabajo, de dinero, de depresión, tus mensajes deben ser acerca de eso, de el o ella, tus intereses, planes e ideas, pasan a segundo plano hasta que el timing mejore.
  10. Mejor no. Eres mujer, te invitó de viaje y apenas llevan poco de conocerse. No lo hagas.
  11. Pelis. Eres mujer y te invitó a “ver pelis” en su casa. Peligro sexoso. No lo hagas a menos que ya traigas en la mente ser la protagonista de la película.

Así chicos, pronto mas respuestas y mensajes para que ya no tengas que hacer encuestas de “qué le digo y qué le contesto”.

Leopi

Leonel Castellanos