¡Comparte en tus redes!

¿Qué pasa si no cumples con la verificación?

El endurecimiento del programa Hoy No Circula, que estará vigente del 5 de abril al 30 de junio, ha causado molestia entre los millones de automovilistas de la Ciudad de México. La mayoría ha expresado su rechazo por la medida y ha decidido no volver a verificar su coche.

De acuerdo con lo expresado por los usuarios de redes sociales, no tiene sentido verificar los automóviles, pues la autoridad ya no respetará el holograma obtenido, y todos los vehículos dejarán de circular un día a la semana, más un sábado al mes.

Ya sea que apoyes o no la iniciativa que circula en redes sociales, vale la pena que sepas cuáles son las sanciones a las que podrías hacerte acreedora por no verificar tu vehículo:

De acuerdo con el Artículo 45, del Reglamento de Tránsito de la Ciudad de México, los automóviles que no porten el holograma de verificación vigente serán llevados al corralón, mientras que su propietario se hará acreedor a una multa que puede ser de 20 a 30 veces la Unidad de Cuenta de la Ciudad de México (71.68 pesos).

Esto quiere decir que por no verificar tu automóvil tendrás que pagar una multa que puede ir de los 1,433.60 pesos a los 2,150.40 pesos. Además, debes cubrir el pago para poder sacar tu coche del corralón.

Para liberar tu vehículo, deberás presentar:

  1. Licencia vigente
  2. Tarjeta de circulación vigente.
  3. Identificación Oficial Vigente (INE, Cartilla de Servicio Militar, Cedula y Pasaporte).autos
  4. Comprobante de pago de Tenencia 2015
  5. En caso de que la Tarjeta de Circulación no se encuentre a nombre de quien libera deberá presentar la factura original debidamente endosada.
  6. En caso de Refacturación se deberá presentar copia de la factura original.
  7. Póliza de Seguro de Responsabilidad Civil.

Obviamente, esto puede suceder tantas veces como te sorprenda un policía sin el holograma de la verificación.

Si después de todo decides cumplir con el trámite, deberás pagar una multa por verificación extemporánea. La cual equivale a 20 veces la Unidad de Cuenta de la Ciudad de México (1,433.60 pesos). Después de realizar el pago, sólo dispondrás de 30 días para que tu vehículo pase la verificación.

Si por alguna extraña razón no cumpliste con el trámite en el plazo establecido, o llevaste tu auto al Verificentro pero no pasó la prueba, deberás pagar otra multa. Esta vez será de 40 veces la Unidad de Cuenta de la Ciudad de México (2,867.20 pesos) para obtener otra prórroga de 30 días.

Si transcurrido ese tiempo no obtienes la constancia de verificación aprobatoria, la siguiente multa será de 80 Unidades de Cuenta de la Ciudad de México (5,734.40 pesos) para que se te otorgue otro plazo de 30 días.

A partir de ese punto, el monto de las multas y los plazos de prórroga serán los mismos hasta que el vehículo pase la verificación.

Vale la pena aclarar que mientras no se obtenga el holograma, y aunque estés en el plazo que te otorga el pago de la multa, sólo puedes mover tu carro para ir al taller mecánico o al Verificentro. Si lo usas para llegar a otro destino, corres el riesgo de terminar en el corralón.

Ahora que sabes cuáles son las posibles consecuencias, sólo tú puedes decidir si te unes a la protesta contra el Hoy No Circula.