¡Comparte en tus redes!

Qué significa realmente ser un maestro

Adrian_guitierrezEl pasado domingo 15 de mayo fue el día del maestro, una profesión sumamente importante para la sociedad, sin embargo, en un país como el nuestro, de gran contrataste, algunas veces se olvida el principal objetivo que es, educar a las futuras generaciones.

¿Cómo fueron mis maestros? Tengo 37 años, entre a la primaria en la década de los 80´s, mi maestra de primero de primaria fue la Madre Gema quien además de enseñarme a leer y escribir cuando me portaba mal me pellizcaba en el brazo, lo cual era frecuentemente.

Hoy recuerdo a la madre Gema con mucho cariño, no me molestaron sus pellizco y un sistema de educación que hoy sería sumamente criticado, creo que abonó a lo que soy el día de hoy y a tener un respeto por los maestros que hoy en día se ha perdido.

Hoy los maestros se ven imposibilitados de sacar a un alumno del salón de clases como castigo, de reprobarlo en sus primeros años de primaria, los padres hoy en día reprenden al maestro que es duro con sus hijos y ven injusto cuando este les pone una mala nota o castiga.

¿Qué es un maestro? Es un ejemplo a seguir, un modelo de que la educación nos da progreso, pero para mí es algo más y el día de hoy se los compartiré.

Un maestro debe despertar la curiosidad de sus alumnos. No existe una verdad absoluta, existe nuestra verdad construida de muchas verdades, creemos que el maestro nos debe dar toda la información comprimida sólo para memorizarla, y no, el maestro debe inspirarnos a buscar, a explorar, a innovar, a sacar nuestras propias conclusiones y nuevas ideas.

El maestro debe acompañar, un alumno es una persona en crecimiento, pero cada persona tiene su destino, el maestro debe estar a su lado y enseñar todas las diferentes opciones para que cada persona encuentre su vocación y su propio destino.

Y sobre todo un maestro debe inspirar a que las personas que pasaron por sus manos busquen hacer un mundo mejor de lo que encontraron.

Hoy en día los maestros en nuestro país se destacan más por marchas, paros, plantones y no querer ser mejores. El reflejo de sus enseñanzas se ve hoy con alumnos que hacen exactamente lo mismo, marchas, paros, suspensión de clases en vez de estar en las aulas aprendiendo.

Tenemos que rescatar a los maestros, que vuelvan a ser los modelos de crecimiento de nuestros niños e inspiración para las nuevas generaciones.

Por lo pronto un abrazo a todos los verdaderos maestros del país.

Adrián Gutiérrez