¡Comparte en tus redes!

Felipe Ángeles

¿Qué tan bueno es ser egoísta?

Toda la vida nos han educado con ideas de antaño tales como poner la otra mejilla, quítate el pan de la boca para dárselo a alguien más y otras tantas maneras de pensar que solo son alejan de la realidad.

Cada uno de nosotros somos seres únicos, mentales, individuales, perfectos y con una mente maravillosa para crear lo que queramos, pero somos obligados a pensar en comunidad, en que perteneces a una familia y como condena tienes que ver por quien no le va bien o hacerte cargo de pagos que ni si quiera te corresponden solo por echar la mano, creando una cadena interminable de culpas y obligaciones que no deberían de existir.

Egoísta significa Yo mismo, pero con el paso del tiempo se le ha dado una connotación negativa a la palabra, ya que para poder ser exitosos en la vida es un hecho que tienes que ponerte en primer lugar, ser tu propia prioridad, es obvio que tendrás algunos obstáculos a lo largo de tu paso por la vida, pero si sabes aprovechar estas situaciones es un hecho que tendrás mucho más momentos de triunfo y logros.

Una persona egoísta se preocupa primero por si misma, tiene más seguridad, mejor toma de decisiones, equilibrio, amor por sí mismo o misma, considera que todo tiene solución, su familia es importante pero sabe que cada quien tiene una manera de pensar y se mantiene al margen, procura prepararse más y sabe que no puede dejar en manos de nadie su camino profesional o personal, ya que sabe que cada lección de vida es un aprendizaje y cada mala pasada de la vida, la toma a manera de aprendizaje para no repetir patrones, el dinero que gana sabe que es para invertir y hacerlo crecer, al final sabe lo que tiene y apoyará a los que ama a desarrollar su propio camino, les enseñara a pescar en vez de darles el pescado cocinado y por último, no les importa comenzar de cero las veces que sea necesario.

Una persona con la idea poner la otra mejilla, normalmente se quejan de todo, dudan a la hora de tomar decisiones, saben que el dinero que ganan es para las personas que aman, normalmente sufren por amor, ya que se avocan y dejan hasta su propio mundo cuando se enamoran, siempre piden opinión, su familia es lo más importante y cree que al ir en contra les falla por completo, pueden quedarse en su zona de confort mucho tiempo, les da un poco de temor arriesgarse, dan mucho por los demás con tal de no quedarse solos, buscan el pasado constantemente, les cuesta trabajo tratar de vivir la vida de manera independiente, tratan de hacer el bien sin mirar a quien, el no tener una idea individual del dinero consideran que ayudar a los que aman es lo más importante, consideran que haciendo cosas buenas tendrán el cielo garantizado y pueden quedarse en una relación que no les da más solo por lo hijos o por no arriesgarse a volver a comenzar.

Al final tú decides que tipo de persona quieres ser, ya que lo más importante de aprender a ponerte en primer lugar es que, el amor, triunfo, abundancia, liderazgo, fracaso y demás situaciones que todos vivimos en el día a día las podrás entender y vivir al máximo y de esa manera ser un ejemplo a seguir.

Es un hecho que también los que se priorizan pueden contribuir económicamente con los que aman, pero no será una carga, ya que tiene una camino trazado al triunfo y quienes aún consideran dar todo para los demás, harán exactamente eso, dar todo y no quedarse nada para ellos mismos.

Este es mi punto de vista particular, una manera de vivir la vida que me ha dado resultado y una invitación a que analices en que punto de tu vida estás y hacia dónde quieres llegar en este nuevo ciclo que está por llegar.

 

Felipe Ángeles