¡Comparte en tus redes!

¿Qué ves en el espejo?

Mariesther Martínez ErozaSuele suceder que, en las mañanas lo que ves en el espejo, no es nuestra mejor versión física. Es más, considero que no es buena idea que esa sea la primera acción que hagamos cada mañana porque será la primera imagen que se nos grabe. Claro que la imagen recupera bonos cuando le echamos un vistazo antes de salir a algún lugar, es decir, cuando ya nos peinamos, nos maquillamos, nos arreglamos, así como para apantallar. Pero, el problema real radica en la cantidad de comentarios negativos que nos hacemos a nosotros mismos diariamente. Ya sea al espejo o al aire.

Si nos concentramos en ver la ojera, la arruga, la papada; o en la edad, los fracasos y la tristeza; entonces llevamos toda la energía de nuestra atención a lo negativo. Y donde está tu atención está tu poder y por ende están tus resultados. Todos nosotros tenemos la posibilidad de cambiar y modificar lo que no nos gusta. Hoy más que nunca hay medios para vernos y sentirnos mejor, aunque la frase de envejecer con dignidad y clase sigue siendo una máxima. Porque no importa que tengas 20, 30, 40, 50 o 60, todos vamos a envejecer.

Y si sentimos la necesidad de victimizarnos por enumerar todo lo que no nos ha funcionado en la vida, qué tal que volteamos la mirada al vaso medio lleno y empezamos a enumerar todas las bendiciones que sí tenemos.

Lo que me queda claro es que lo que veo en el espejo es lo que hay. Es lo que tenemos. Básicamente es lo que tienes. Te tienes a ti y punto. ¿Qué vas a hacer con eso? ¿En que vas a convertir la edad, los fracasos y la tristeza? ¿Qué vas a hacer con esa cara y ese cuerpo? Ojo… nadie puede hacer nada que tu no hagas o decidas.

El hecho de haber amanecido hoy nos obliga a vivir un día más y no sabemos cuantos años más. Hoy lo que si tienes es un gran cumulo de vivencias. Has cosechado gran experiencia. Ya sabes lo que quieres y lo que no. Lo único que no debes perder ahora, es tiempo porque ese sí que no regresa.

El espejo es el reflejo de tus acciones o tus omisiones. Tu alma habla a través de tus ojos. Vamos cambiando la mirada de derrota por mirada de amor y esperanza. Amor por el que está ahí, en el espejo. Recuerda que te tienes a ti y siempre puedes hacer más por ti mismo.

 

Sígueme en FB Mariesther Martínez Eroza y en Tw e Instagram @mariesthermtz

Mariesther Martínez Eroza