¡Comparte en tus redes!

Si quieres triunfar, debes perfeccionar tus soft skills

soft_skillsAtrás quedaron eso años en los que lo único que debía preocuparte era dominar los conocimientos y habilidades técnicas de tu profesión. Para abrirte paso en el mercado laboral, hoy en día, debes demostrar tus competencias sociales o soft skills.

Se llama soft skills, o habilidades blandas, a todos aquellos atributos, destrezas o características personales que nos permiten interactuar de manera efectiva con los demás.

Dichas habilidades han adquirido mayor importancia para las empresas, pues tras varios fracasos, descubrieron que una persona con una preparación técnica excelente puede tener un pobre desempeño y baja productividad si no es capaz de relacionarse y trabajar en equipo.

Por ello es que los reclutadores han comenzado a prestar atención a las competencias sociales de los candidatos. De hecho, no sólo debes saber comunicarte y trabajar en equipo, sino asumir el liderazgo y motivar, así como ser capaz de tomar decisiones y resolver problemas.

Definitivamente, no puedes desarrollar todas las habilidades bandas que existen, pero sí puedes prestar mayor atención a las soft skills que más valoran las empresas. Algunas de ellas son:

  • Escuchar. Debes tener claro que no es lo mismo oír que escuchar. La primera se limita a percibir el sonido, mientras que la segunda implica que prestes atención a lo que el otro está diciendo. A final de cuentas, cómo esperas entablar una conversación o negociación, si no escuchas atentamente a tu interlocutor.
  • Asertividad. Palabras más palabras menos, esta competencia social consiste en defender y expresar tus opiniones, ideas y sentimientos, de forma efectiva. Eso sí, recuerda que siempre debes hacerlo respetando las opiniones y sentimientos de los demás.
  • Prevenir y solucionar problemas. Esta soft skill hace referencia a la habilidad de identificar, anticiparse o enfrentar problemas sociales y conflictos interpersonales. Por ello será necesario que también seas capaz de negociar, mediar y llegar a acuerdos y soluciones pacíficas, considerando siempre los sentimientos y perspectivas de los demás.
  • Empatía. Seguramente estás familiarizado con esta habilidad, pues indispensable en cualquier aspecto de tu vida. Implica percibir y comprender los sentimientos, necesidades y preocupaciones de todos aquellos que te rodean.

No olvides que, así como trabajas en los conocimientos técnicos de tu profesión, también debes destinar el tiempo necesario para desarrollar estas habilidades.