¡Comparte en tus redes!

Gabriela Montiel

Quiero ahorrar mi dinero, pero no sé dónde

 

El ahorro es la condición fundamental para poder construir un patrimonio y para lograr realizar nuestros proyectos de vida. No obstante, para que sea eficaz, debemos canalizarlo a instrumentos de inversión que nos otorguen rendimientos reales, y que nos permitan no sólo conservar, sino incrementar nuestro poder de compra. Existen muchos de los mecanismos tradicionales de ahorro que se utilizan en nuestro país, sin embargo lo importante es comprender sus ventajas y desventajas. Por ejemplo:

 

  1. El dinero bajo el colchón. Esta es la peor forma de ahorrar, ya que este dinero va perdiendo todos los días su poder adquisitivo. Sin embargo, es una práctica muy popular, debido a que mucha gente no tiene la cultura financiera suficiente para acceder a otras opciones.

 

  1. Las tandas. Es una forma muy común de ahorro, la cual consiste en la reunión periódica de un grupo de personas que aportan una cantidad determinada de dinero a un fondo. En cada junta el fondo se sortea entre los participantes, de forma tal que los ganadores dejan de intervenir en los sorteos sucesivos, aunque siguen teniendo la obligación de aportar. Por lo tanto, al final de este proceso, todos habrán resultado ganadores del fondo sorteado, cuyo valor es igual al monto total aportado por cada individuo.

 

Aunque las tandas tampoco conservan el poder adquisitivo del dinero ahorrado, tienen el gran atractivo de que todos los participantes obtienen el monto que requieren (el fondo) antes que si hubieran tratado de reunirlo de manera individual (excepto el último que lo obtiene).

 

  1. Cajas populares de ahorro: Son instituciones no respaldadas por el Gobierno Federal ni supervisadas por nuestras autoridades financieras. Esto va cambiando poco a poco con la legislación sobre ahorro popular: hay instituciones muy serias que han hecho un gran trabajo de autorregulación para su gremio. Sin embargo, en otras se han presentado quebrantos y fraudes que han terminado con el ahorro de muchas familias.

 

  1. Inversiones tradicionales en los bancos: Las instituciones bancarias sin duda, son las que han captado la mayor cantidad del ahorro del país. Los recursos depositados en ellas están garantizados por el gobierno, lo cual es una gran ventaja para los ahorradores. Sin embargo, el rendimiento que pagan es en la mayoría de los casos menor o igual a la inflación, lo cual deteriora su poder adquisitivo.

 

  1. Seguros con recuperación. Otra forma novedosa es adquirir un seguro de vida con posibilidad de recuperación. Mediante este instrumento financiero se otorga al beneficiario una suma asegurada en caso de fallecimiento, invalidez o incluso cuando vive por arriba de lo esperado. El seguro dotal pagará la suma asegurada de la cobertura al término del plazo contratado o antes si el asegurado fallece o bien si queda incapacitado para seguir trabajando. Este seguro funciona como un ahorro a largo plazo, y ofrece esa protección por fallecimiento y supervivencia.

 

Afortunadamente en la actualidad hay un cambio de dirección en la cultura del ahorro de nuestro país y un aumento en la cultura financiera de la gente. Las nuevas tendencias van dirigidas hacia la búsqueda de productos que te garanticen seguridad, sencillez, facilidad de acceso y altos rendimientos. Estas son características inherentes a las sociedades de inversión, mismas que reúnen las mejores opciones para invertir, ofreciendo además sencillez y seguridad. Ahora te toca ti buscar la mejor forma de acumular un capital, a través del ahorro que te permita vivir con tranquilidad.

 Finanzas_personales

Gabriela Montiel