¡Comparte en tus redes!

Razones por las que las personas creyentes viven con menos estrés

Razones por las que las personas creyentes viven con menos estrés

Razones por las que las personas creyentes viven con menos estrés

Este artículo no se trata de invitarte a hacerle caso al compañero Godínez que es de cierta religión y convertirte en un adepto de sus mismas creencias, se trata de entender las cosas que a ellos (los creyentes) le están funcionando para tener una vida con menos estrés. ¿Qué fregados hacen ellos para estar más relajados?, ¿acaso no les preocupa la vida o se lo dejan todo a su Dios?

Bien, tampoco se trata de juzgarlos, por muy "aleluya" (perdón por lo del apodo amigos creyentes) que sea una persona, todos somos seres humanos. Esto significa que todos, cristianos o no, podemos equivocarnos, tropezar, cometer errores e incluso hasta (encabronarnos) enojarnos.

SABIDURÍA QUE AYUDA: La revista Psichology and Psychiatry Research publicó un artículo bastante revelador, los investigadores encontraron que orar y creer en Dios ayuda a mejorar a quienes padecen un tipo de trastorno psiquiátrico, el estudio abarcó 159 pacientes. David H. Rosmarin, profesor de Psiquiatría de la Universidad de Harvard, asegura que creer en Dios mejora el bienestar psicológico del creyente, disminuye los riesgos de depresión y evita el suicidio. El estudio comprobó que quienes no creen en Dios tardan dos veces más en responder positivamente al tratamiento que los creyentes.

Aquí algunas de las razones por las cuales los creyentes viven con menos estrés.

1.- No sienten el 100% de la responsabilidad. Los creyentes no son 100% responsables de lo que salga bien o mal, ellos deciden dejarle cierta responsabilidad a Dios. Quizá deberías aprender: a no ser tan exigente contigo mismo.

2.- Confían en que la mayoría de las cosas son positivas. Si algo sale mal están seguros de que es por algo bueno, hay un famoso dicho que dice "no hay mal que por bien no venga", pero los creyentes tienen un versículo que dice: "Y sabemos  que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados". Romanos 8:28. Quizá deberías aprender: a ser más positivo.

3.- Saben que alguien los ayuda. Los no creyentes confían en sus propios esfuerzos, los creyentes aprenden a confiar en alguien más, creer que una divinidad los está ayudando los hace sentir con más confianza. Quizá deberías aprender: A confiar más en los demás.

4.- Menos conflictos. Un creyente trata de apegarse a ciertas normas que aprende en su religión, por lo tanto procurará no meterse en tantos problemas, evitará romper la ley, o bien comportarse lo más que se pueda. Esto no significa que sean hombres o mujeres con comportamientos 100% impecables, tampoco seas tan exigente o criticón con ellos. Quizá deberías aprender: a respetar más las reglas de oficina, reglamento de tránsito, etc.

5.- Son positivas. Tienen menos estrés porque confían en que siempre puede venir algo mejor. Quizá deberías aprender: a tener un espíritu más optimista.

6.- Se deprimen menos. Como ya lo decía el estudio citado en esta nota, los creyentes tienen menos posibilidades de ser víctimas de depresión, y si se deprimen, tienen muchos elementos para ayudarse a mejorar los ánimos. Quizá deberías aprender: a mejorar tu estado de ánimo.

7.- Tienen paz. La mayoría de los creyentes son más tranquilos, confían en la ayuda de un ser superior que los hace vivir con más confianza y procuran solucionar las cosas con los demás. Quizá deberías aprender: a solucionar los problemas que tenemos con los demás.

Cómo lograr tener una dieta saludable con presupuesto de Godínez, aquí.

Cosas positivas que todo buen Godínez adopta al entrar a trabajar, aquí.