¡Comparte en tus redes!

Razones para que tu hija aprenda defensa personal

defensapersonalNo es un secreto que nuestro país enfrenta una situación delicada en materia de delincuencia.  Cada día escuchamos historias de personas que fueron asaltadas, violadas, secuestradas o asesinadas.

Lógicamente, te preocupa que tu hija ande sola por la calle. No puedes acompañarla a todos lados y sería absurdo que quisieras tenerla encerrada para que no le pase nada. Así que, ¿por qué no inscribirla en clases de defensa de personal?

De hecho, podemos darte varias razones para que, tanto tú como tu hija, aprendan algunas técnicas de defensa que les permitan reaccionar rápidamente y ponerse a salvo, en caso de ser víctimas de alguna agresión.

Algunas de ellas son:

  • Bloquear ataques. El objetivo principal de la defensa personal es bloquear un ataque, mejorar los reflejos y contraatacar. Desde las primeras lecciones, tu hija aprenderá algunas maniobras para liberarse de una llave o estrangulamiento.
  • Inmovilizar. Dado que no basta con liberarse, tu hija también aprenderá técnicas para someter e inmovilizar a su agresor. De hecho, no sólo le enseñarán la forma correcta de golpear y patear sin lastimarse, sino que le mostrarán los puntos en los que debe atacar para diezmar al delincuente.
  • Entrenamiento físico: Aprender defensa personal, o algún arte marcial, ayudará a tu hija a fortalecer y tonificar su cuerpo. Su salud física y emocional mejorará, además de que tendrá más energía para realizar sus tareas diarias.
  • Ansiedad. Está demostrado que este tipo de entrenamiento reduce el estrés y calma la ansiedad. Al ser consciente de que puede defenderse, tu hija conquista sus miedos y podrá disfrutar cada momento de su vida, sin preocuparse por el entorno.
  • Violencia. Al igual que con las artes marciales, las técnicas de defensa personal ayudan a mantener el control en situaciones que normalmente nos llevan al límite, por lo que se es menos violento.  De hecho, los expertos recomiendan que niños y adolescentes practiquen esta disciplina, pues ayuda a la formación de personalidad y carácter.
  • Prevención. Las técnicas que tu hija aprenderá le ayudarán a prevenir ataques. Recuerda que los delincuentes estudian a sus víctimas y prefieren atacar a aquellas personas que se muestran temerosas y frágiles. Si tu hija sabe defensa personal, su lenguaje corporal cambiará y será menos propensa a sufrir alguna agresión. Además, en todas las lecciones se enseña a evadir situaciones y actitudes sospechosas.

Como puedes ver, todo mundo debería de aprender defensa personal. De hecho, la edad no es un obstáculo, pues hasta hay instructores para adultos mayores.