¡Comparte en tus redes!

Reconstrucción mamaria, la última etapa para vencer al cáncer

Tristemente, siempre que hablamos de cáncer de mama nos limitamos a hablar de tratamientos, métodos de detección y probabilidades de vencer la enfermedad. Pero… ¿Qué pasa con esas mujeres que lo logran, aquellas que tuvieron que mutilar sus cuerpos para sobrevivir y ahora deben enfrentarse a una nueva realidad? La reconstrucción mamaria es lo mejor que le puede pasar a un mujer que logró vencer esta terrible enfermedad.

De entrada, no todas se convierten en esos seres iluminados que le han encontrado un nuevo sentido a la vida y que están constantemente sonriendo. Incluso, nos atreveríamos a decir que muchas de ellas se deprimen y se sienten “menos mujeres”, pues fue necesario removerles uno o dos senos y administrarles tratamientos que las hacen lucir como zombis.

Y no podemos culparlas. ¿O podrías aceptar fácilmente que te cortaran una mano, un pie o una oreja?

Afortunadamente, quienes han sobrevivido al cáncer de mama tienen la opción (¡eso sí, una muy costosa opción!) de someterse a una reconstrucción mamaria estética. ¿Has oído hablar de ella?

Palabras más, palabras menos, es un procedimiento quirúrgico mayor en el que se sustituye el seno extirpado con implantes, expansores o el propio tejido de la paciente.

Como sabes que esto suena medio complejo, nos lanzamos a platicar con un especialista en el tema. Se trata del doctor Isaac de Hita, director médico de Beauty Life, Centro de Cirugía Plástica.

¿En qué consta la reconstrucción mamaria?

  • Implante. Si únicamente se extirpó el tejido glandular, éste puede sustituirse con un implante (igual a los que se usan para el aumento de busto). Los resultados son muy buenos y se mantiene prácticamente todas las funciones y sensibilidad.

 

  • Expansor/ tejido propio. En los casos en los que se removió toda la mama, pues el cáncer estaba en un estado muy avanzado, puede colocarse un expansor. Éste es como un implante desinflado que irá aumentando de volumen, para después sustituirlo con un implante. Dado que en la mastectomía se eliminaron el pezón y la areola, el primero se reconstruye y la segunda se simula con un tatuaje.

Cuando no se cuenta con los recursos financieros suficientes para usar implantes, el cirujano plástico puede utilizar piel, grasa y músculo de la propia mujer. De hecho, los de la zona del abdomen son los más útiles y prácticos, pues pueden trasladarse bajo la piel para simular la forma de un seno.

De acuerdo con el cirujano estético, se pueden realizar varios procedimientos para reconstruir una mama; sin embargo, éstos pueden dividirse en dos (dependiendo de la severidad de la mastectomía):

Pueden utilizarse implantes, expansores o el tejido de la paciente

Pueden utilizarse implantes, expansores o el tejido de la paciente

A decir de De Hita, todas las mujeres que han sobrevivido al cáncer de mama son candidatas a someterse a una reconstrucción mamaria. Las únicas condiciones que debes cumplir son tener el consentimiento del oncólogo y estar en óptimas condiciones de salud.

¡Ah! Además de tener el suficiente dinero para pagar no una, sino varias operaciones mayores. ¿Sabías que podrían pasar años para que tus senos estén estéticamente perfectos?

¿Y por qué no hacerte la reconstrucción mamaria en una institución pública?

Porque son contadas las que lo hacen. El propio De Hita nos dijo que el procedimiento sólo se realizaba en el Hospital General de México, el Gea González, y el de Oncología, del Centro Médico Nacional Siglo XX!, del IMSS.

Sabemos que el escenario es bastante desalentador, pero como la esperanza es lo último que muere, quienes deseen someterse a una reconstrucción mamaria y no tienen dinero para pagarlo, pueden acudir a fundaciones como FUCAM y REBICAM. Eso sí, debes ser paciente, pues las listas de espera son kilométricas.

Si sabes de alguna mujer que se ha vencido al cáncer de mama, no dudes en compartir con ella esta información, podría ayudarla a darle un nuevo sentido a su vida.

 

¿Has oído de los tatuajes que curan las marcas del cáncer de mama? Aquí te contamos de ellos.