¡Comparte en tus redes!

¿Recuerdas tu primera vez?

PrimeravezSabemos que es una pregunta incómoda, y que no tienes la intención de relatarle a nadie cómo fue tu primera experiencia sexual. Sin embargo, quisiéramos que recordaras cómo te sentías en ese momento. ¿La disfrutaste?, ¿fue lo que esperabas?, ¿volverías a hacer todo igual?

No te hacemos estas preguntas por morbosos, sino porque la forma en la que se dio tu primera vez, ya sea satisfactoria o negativamente, condicionó tu vida sexual. Al menos eso asegura un estudio del Departamento de Psicología, de la Facultad de Medicina, en la Universidad de Otago, Nueva Zelanda.

Según los resultados publicados en la revista The Journal Sexual of Medicine, las personas cuya primera vez no resulta como esperaban tienden a desarrollar disfunciones en el ámbito sexual, tales como la eyaculación precoz, la disfunción eréctil, el vaginismo y la anorgasmia. Aterrador, ¿cierto?

Los investigadores explicaron que la inseguridad, las frustraciones, los miedos y la ansiedad que produce el haber tenido una mala experiencia no sólo afectan el desempeño sexual, sino que disminuyen la libido. Hay personas para quienes resulta imposible excitarse, después de haber tenido una primera vez desastrosa.

Así que, ¿recuerdas haber usado expresiones como: “no he dado la talla”, “esperaba algo más”, “no he logrado que mi pareja llegue al orgasmo” o “sentí dolor”? Estas frases son las más recurrentes entre aquellos que tuvieron una experiencia sexual negativa, y las cuales, según los científicos, están relacionadas con las expectativas que solemos formarnos sobre el sexo y la virginidad.

Contrario a lo que pudiera creerse, la edad a la que se tiene la primera vez no ejerce ninguna influencia en la vida sexual futura. En cambio, el contexto y lugar en el que se viva ese encuentro sexual sí son determinantes.

Si actualmente tienes problemas para disfrutar tu sexualidad, vale la pena hacer un ejercicio de memoria y recordar qué ocurrió en aquella ocasión. Tal vez descubras el factor que está desencadenando tu comportamiento y puedes trabajar en ello para solucionarlo de una vez por todas.