¡Comparte en tus redes!

Relaciones difíciles, ¿te quedas o le das next?

"En muchas relaciones de pareja hay dos momentos trascendentales: cuando te das cuenta que la persona no es para ti, y cuando decides terminar la relación. Y entre una y otra puede pasar toda tu vida”

Mónica Venegas

Mónica VenegasNo razonamos el amor. Y así lo demuestran casi el 90% de las consultas que recibo donde el desamor es el tema principal. Y es que casi la mitad de las relaciones de pareja tienen un grado de toxicidad emocional haciéndolas relaciones difíciles. Pero no estamos ciegos, estamos idiotizados o en otras palabras no es que no nos demos cuenta, es que preferimos ignorarlo. Expertos dicen que cuando conocemos a alguien, tenemos unas dos semanas paras darnos cuenta de algunos focos rojos que indicarían que esa persona no es para nosotros (diferentes valores, preferencias, etc.), pero no les hacemos caso por miedo a perder la oportunidad de relacionarnos sentimentalmente con alguien.

Pero ¿cómo saber si estamos en una mala relación? Enseguida 8 señales a las que debes prestarle atención:

  1. Le escondes a tu familia lo que hace o dice tu pareja porque sabes que dañaría su reputación.
  2. Tu pareja quiere que cambies: no le gusta cómo hablas, cómo te vistes, cómo te comportas, cómo comes, no te acepta como eres.
  3. Tu pareja no confía en ti: donde andas, con quien andas, a qué hora andas y aunque le digas la verdad no confía. Piensa que si hablas con alguien quieres algo con ella.
  4. Tu pareja te minimiza o no toma en cuenta tu opinión, decide por ti, etc. Te dice nombres, te hace quedar mal, se burla de ti, te dice nombres despectivos, no respeta tus opiniones, tiene más poder en las decisiones, no es una relación equilibrada.
  5. Te dice que te ama, pero demuestra otra cosa: te es infiel, prefiere estar con las amistades que contigo, se le olvida llamarte, no está disponible, te rechaza en la intimidad. Pero la gente se agarra del “te amo”. Se enfocan en la palabra más que en las acciones.
  6. Te preguntas qué es lo que no está funcionando. En el fondo tu corazón sabe primero lo que tu mente tarda en aceptar.
  7. No tienen las mismas prioridades. Dicen que el amor todo lo puede. Pero el amor no todo lo puede, hacen falta más cosas. Y las prioridades son una de ellas. Si tu pareja y tú no tienen las mismas prioridades, ni en los hijos, ni en el ahorro, ni en el futuro, estás en problemas.
  8. No eres feliz. Hay personas que buscan razones “muy importantes” para dejar a su pareja. Pero “no soy feliz” es suficiente razón de peso para irte de una relación. Ese es el principal objetivo para no querer seguir.

Debemos comprender que las relaciones son como un baile, si uno de los dos no sabe bailar, no importa que tan bien baile el otro, simplemente no fluye. Y si los dos saben bailar pero no se acoplan tampoco dan, aunque cada uno baile por su lado. En las relaciones es igual, y...

Hay 3 tipos de relaciones difíciles o dañinas:

  1. La relación donde tu pareja es el problema: sea por su desconfianza, su comportamiento, sus traumas no resueltos, sus dependencias emocionales, sus celos, su manipulación, etc.
  2. La relación donde tú eres el problema: tus dependencias emocionales, tus traumas no resueltos, tus inseguridades, tú eres la persona insegura.
  3. La relación donde simplemente la combinación de ambos no da. Hay relaciones donde no importa si los dos están “equilibrados”, la combinación no embona. Son diferentes, polos opuestos, no es que estén mal, es sólo que uno es el día y otro la noche, uno es soñador y el otro visionario, uno es activo y el otro no, uno tiene sangre en las venas y el otro atole.

¿Por qué construimos relaciones difíciles? Por 6 principales razones:

  1. Porque renuncias a tus necesidades (das más de lo que recibes).
  2. Porque no pones limites (toleras más de lo intolerable).
  3. Porque te muestras “necesitado” (persigues, ruegas, cedes la mayor parte del tiempo).
  4. Porque controlas a tu pareja (tu necedad que se hagan las cosas a tu manera).
  5. Por tu difícil carácter (eres una persona complicada, no fluyes).
  6. Por tu baja autoestima (aceptas menos de lo que mereces, no pones límites saludables).

Una vez que has detectado que estás en una mala relación, ¿qué podemos hacer para salir de ahí o para cambiarlo?

Te voy a dar 5 tips a tener presente para no estar en una mala relación:

  1. Ninguna relación debe ser angustiante, por el contrario, debe ser gratificante. Si tu relación es angustiante no es amor, es dependencia. ¿Y qué crees? Vas a sufrir.
  2. No renuncies a lo VITAL! Renunciar a lo vital genera resentimientos y baja autoestima. ¿Qué es lo vital para ti? Puede ser diferentes cosas para cada uno, por ejemplo: si son novios, tal vez verse 3 veces a la semana, o que tenga un trabajo fijo, o tener espacio sólo para los dos, tener intimidad 2 veces a la semana, etc.
  • No escojas a la persona por las razones equivocadas, como el miedo a estar solos, miedo a ser juzgados (estás con la persona equivocada por el miedo al qué dirán) o incluso el miedo a la pobreza (no quieres dejar de depender económicamente de tu pareja, entonces te quedas en relaciones que no te hacen feliz).
  1. En las relaciones, poner tus necesidades en 2º lugar no hará que tu pareja te respete. Sólo hará que ella haga lo mismo: te ponga en segundo lugar. ¡Deja de hacerlo o sufrirás en tu relación!
  2. No renuncies a SU VITAL!
  3. No te preocupes por superar una mala relación. Preocúpate por quererte más.

Si ya detectaste que estás en una mala relación, qué debes hacer, te debes quedar o debes darle next!? Muy importante. Ninguna relación dañina merece una segunda oportunidad, y menos a costa de tu salud. Si la relación en donde estás no te satisface lo primero que debes hacer es ser honesto contigo mismo y compartir este sentimiento con tu pareja. Vean si la relación vale la pena como para trabajar en ella y hacer los cambios que necesiten hacer ambos. Pero si aún sabiendo lo que les molesta de la relación el otro no desea cambiar, entonces es mejor ser realistas y saber que no llegarán muy lejos en la relación. No pierdan más su tiempo y despídanse sin rencor. El amor saludable sí existe y es maravilloso vivir la plenitud de una buena relación. ¡Y tú lo mereces!

¿Deseas más herramientas para construir un amor saludable y gratificante? Suscríbete a mi FB:Monica Venegas Independencia Emocional, [email protected] Venegas y adquiere mi libro “Dale Next! a los problemas de pareja” en Gandhi.com ¡No retrases más tu éxito ni tu felicidad personal! Hasta la próxima, pero mientras tanto atrévete a vivir una vida sin límites.

Mónica Venegas 

Monica Venegas