¡Comparte en tus redes!

Remedios caseros para eliminar los hongos de los pies

hongos_piesPasa constantemente. Justo cuando crees que por fin han desaparecido, los horribles hongos vuelven a aparecer en tus pies. Estás cansada de la comezón, el ardor y el mal olor. ¿Qué puedes hacer?

La tiña podal, o pie de atleta, es una infección común que suele aparecer cuando utilizas zapatos de mala calidad, te sudan mucho los pies o si tienes alguna herida. Lo peor es que puede transmitirse  por contacto directo o al compartir calcetines o calzado.

Como ya bien sabes, los principales síntomas son:

  • La piel se enrojece
  • Mal olor
  • Piel seca
  • Grietas
  • Escamas
  • Picazón
  • Ardor
  • Inflamación
  • Ampollas

Aunque es cierto que existen cremas y pomadas que te pueden ayudar a tratar el problema, también puedes recurrir a algunos remedios caseros:

  1. Agua con sal. Disuelve ocho cucharaditas de sal en 1.2 litros de agua caliente. Remoja los pies por media hora. A los hongos no les gusta la sal, así que pronto verás resultados.
  2. Aceite árbol de té. Mezcla partes iguales de aceite de oliva y aceite de árbol de té. Aplícalo en la zona afectada, dos veces al día.
  3. Bicarbonato de sodio. Agrega un poco de agua a una cucharada de bicarbonato de sodio. Mezcla hasta obtener una pasta- Úntala entre los dedos. Enjuaga y ceca perfectamente.
  4. Aceite esencial de lavanda. Además de su agradable olor, este aceite es un antifúngico natural. Sólo tienes que frotar tus pies con él.
  5. Vinagre de manzana. Mezcla partes iguales de vinagre de manzana y agua. Remoja los pies en ella por 10 minutos. Enjuga y seca perfectamente. Repite dos veces al día. Si no consigues vinagre de manzana, puedes emplear blanco.
  6. Aceite de ajo. El ajo es un antibiótico y antibacterial natural, puedes aprovechar sus propiedades si esparces este aceite en la zona afectada, varias veces al día.
  7. Limón. Coloca unas gotas de jugo de limón en las zonas afectadas. Seguramente sentirás ardor, pero debes dejarlo actuar un par de minutos y enjuaga.

Para obtener mejores resultados, debes mantener tus pies limpios y secos. Usa calcetines de algodón y evita los zapatos de plástico.