¡Comparte en tus redes!

'Resiliencia', reponiéndote de la adversidad

Armando FrancoSi bien es cierto que la vida es bella, también tenemos que reconocer que en momentos puede ser muy dura y difícil. Por lo cual es sumamente importante el estar preparados para enfrentar la adversidad y sobreponernos a ella para volver a salir adelante. En la psicología a esta capacidad se le da el nombre de “Resiliencia”.

La Resiliencia se define como la capacidad de los seres humanos para adaptarse positivamente a situaciones adversas”.

En este maravilloso misterio que es la vida, nunca sabes en que instante eso que llamamos buena suerte puede cambiar. En este momento puedes sentirte sumamente afortunado y feliz, y en un abrir y cerrar de ojos puedes estar sumido en una terrible tragedia, como el enfrentar tu o uno de tus seres queridos un accidente lamentable que los ponga al borde de la muerte y que cambiara totalmente tu calidad de vida.

 Podemos considerar que las personas más resilientes tienen mayor equilibrio emocional al experimentar las situaciones de estrés, soportando mejor la presión, lo cual permite una sensación de control frente a los acontecimientos y mayor capacidad para afrontar retos.

La capacidad de resistencia se prueba en situaciones de estrés, como por ejemplo el rompimiento de una relación amorosa, la muerte de un ser querido, al maltrato o abuso psíquico o físico, experimentar prolongadas enfermedades temporales, al abandono afectivo, al fracaso o a las catástrofes naturales.

Muchos estudios demuestran que uno de los factores más importantes en la resiliencia es tener relaciones de cariño y apoyo dentro y fuera de la familia.

Formas de construir Resiliencia:

  • Ve construyendo buenas relaciones con personas importantes en tu vida y acepta ayuda de las personas que te quieren y estiman.
  • Tu no puedes evitar que ocurran eventos que producen mucha tensión, pero si puedes cambiar la manera como interpretas los eventos que estas experimentando y tu actitud ante ellos.
  • Trata de mirar más allá del presente y piense que en el futuro las cosas mejorarán.
  • Reconoce y acepta que el cambio es parte de la vida.
  • Reconoce y aceptar las circunstancias que no puedes cambiar y enfócate en las circunstancias que si puedes modificar.
  • Fíjate metas realistas y ponte en acción hacia ellas.
  • Crea una visión positiva de ti mismo en la que puedas visualizarte justo como deseas estar muy pronto y ve hacia allá. Jamás pierdas la esperanza.
  • Hacer ejercicio y cuidar tu alimentación te ayuda a mantener tu mente y cuerpo listos para enfrentar situaciones que requieren resiliencia.
  • Presta atención a tus necesidades y deseos. Realiza actividades que disfrutes y busca formas de relajarte.
  • Y por ultimo quiero compartir la mejor forma que he encontrado en mi vida para generar la resiliencia necesaria para enfrentar cualquier situación desagradable de mi vida. Y esa es la meditación. Desgraciadamente si te encuentras en una situación de gran estrés y nunca antes has meditado descubrirás que hacerlo es prácticamente imposible, ya que tu mente estará tan revuelta y convulsa, que no te permitirá concentrarte y estar con los ojos cerrados sin hacer nada. Por eso es importante que comiences a practicar disciplinadamente la meditación en los momentos en los que aparentemente todo esta bien y tu te sientas relajado; si lo haces entrenaras a tu mente a entrar en estados meditativos muy rápidamente y esto te permitirá el que más adelante ante una situación difícil y conflictiva de tu futuro, tu solamente te pongas cómodo, cierres tus ojos y entres en meditación. Al hacerlo descubrirás que esto te conectará a una poderosa fuente de paz y bien estar que vive en lo más profundo de tu ser, pudiendo más adelante al abrir tus ojos sentirte con una fuerza renovada para continuar tu vida y ponerte en acción.

Ser Resiliente es como ser como un Bambú Japonés. El Bambú es tan resistente que en oriente se le utiliza en la construcción de gigantescos edificios, haciendo con este andamios de cientos de metros. El Bambú es tan resistente como el acero. Otra cualidad maravillosa de este es su impresionante flexibilidad, si al estar sembrado una tormenta de huracán golpeara el terreno sobre el que se encuentra, los vientos serían tan poderosos que arrancarían de raíz los arboles a su alrededor, en cambio el Bambú al sentir los poderosos vientos solo se doblaría totalmente, permitiendo que la tormenta le pasara por encima sin hacerle daño; pasada la tormenta volvería a erguirse totalmente.

Te invito a ser como el Bambú. Tremendamente resistente y maravillosamente flexible.

Armando Franco