Respirar correctamente podría mejorar tu calidad de vida

¡Comparte en tus redes!

Respirar es un proceso automático que suministra de oxígeno vital a nuestro cuerpo, pero si no se respira de una manera adecuada podría ocasionarte daños a la salud. ¿Estás respirando adecuadamente?

Respirar es tan importante que fue la primera acción que realizase al nacer, de acuerdo con Web Consultas fue el primer proceso fisiológico que hiciste de manera independiente.

Ponte a pensar, puedes tardar algunos días sin tomar agua o sin consumir alimentos, puedes tardar muchas horas sin dormir, pero es imposible que te quedes al menos 5 minutos sin respirar, de lo contrario dejarías de existir.

Dicho lo anterior, todo mundo sabe respirar, pero según lo indica Salusline, no todos lo hacen de manera correcta.

La calidad de vida de las personas mejora cuando aprenden a respirar de manera correcta. Los expertos aseguran que podría existir una relación entre la longevidad y el ritmo de la respiración. El mono respira 37 veces en un minuto, los humanos 17 y las tortugas lo hacen 4 veces; de éstos tres grupos el reptil vive más años. Pero no se trata de respirar lentamente, sino de mantener la calma y el sosiego físico y mental.

Respiración adecuada

Al respirar se debe llegar hasta la base de los pulmones, inflando la barriga, al espirar la barriga se mete. Éste movimiento es por la contracción del músculo diafragma. Debes mantener la espalda recta y relajada para permitir libre funcionamiento y apertura de la caja torácica.

Hay tres maneras de respirar: Las respiraciones profundas hacen que se llenen los pulmones por completo, expandiendo el abdomen; Las respiraciones medias o intercostales emplean los músculos situados entre las costillas; La respiración alta eleva los hombros y contrae el abdomen. La respiración correcta combina las tres. Expirar el aire debe llevar el doble de tiempo que la inspiración.

Durante la respiración el aire debe entrar y salir suavemente por la nariz. La respiración no debe ser por la boca, pues es la nariz la que se encarga de humedecer y calentar el aire debido a la función de los cilios y su largo recorrido al llegar a los pulmones.

De acuerdo con Diario Femenino, respirar por la boca puede provocar enfermedades, como la resequedad de garganta hasta una faringitis.