¡Comparte en tus redes!

El reto de la semana de los padres retro

El reto de la semana de los padres retro

El reto de la semana de los padres retro

Aprovechando que de pronto se pone de moda lo retro, te retamos a cambiar tu estilo de vida por uno más saludable, te hará bien a ti y a tus hijos, ¿qué tienes que hacer? Antes de decirte qué debes hacer ponte a recordar cómo fue tu infancia. Es casi seguro que alguna vez jugaste al "Avioncito", "Burro 16", "Stop", "La matatena", "La Rueda de San Miguel", "Canicas", "Resorte", "Las Encondidillas", "Atrapadas (las traes)", "Las Estatuas de Marfil", "Quemados", "Cebollitas", "Víbora de la Mar", "Saltar la Cuerda", etc. Lamentablemente los niños de nuestros tiempos juegan cada vez menos al aire libre, ahora sus juegos se han modificado y están más relacionados con las consolas.

Los niños modernos tienen, en su mayoría, serios problemas de sedentarismo, y esto se agrava más cuando los padres se vuelven adictos a la tecnología, hay papás y mamás que se la viven metidos en el Facebook o en los jueguitos del Smartphone.

Ahora sí, ¿en qué consiste el reto de la semana de los padres retro? Es sencillo, lo que tienes que hacer es promover las actividades físicas en tus hijos y revivir los juegos de antaño, pero bajo la condición de que los padres enseñen a sus hijos estos juegos y los realicen junto con ellos. Puedes enseñarle y jugar un juego diferente cada día. El reto debe durar al menos una hora, diariamente durante una semana, lo puedes hacer en un parque, en la calle o en el patio de la casa. Hay algo más, debes eliminar una hora de Internet, videojuegos, redes sociales o cualquier otra actividad tecnológica de tu vida y de la vida de tus hijos, resta esa hora diaria durante una semana. Para mejores resultados, padres e hijos tienen prohibido el Internet y los videojuegos antes de dormir.

Verás que en una semana habrás convivido más de lo que te imaginas con tus hijos, te sentirás mejor, habrás reído más de una vez, fomentarás el ejercicio y crearás lazos familiares más fuertes. ¡Todo en una semana! Después de esa semana te quedarán ganas de hacerlo más seguido.

Cuando hayas cumplido con la semana del "reto de los padres retro", invita a tu vecino, vecina, amigo o amiga a hacer lo mismo, verás que harás un bien a tu familia y a la familia de la persona que hayas invitado.