¡Comparte en tus redes!

Revisiones médicas que debe tener tu bebé en su primer año

revisionbebeLos primeros meses de vida es cuando se registran mayor crecimiento y cambios en el organismo, por lo que los pequeños requieren revisiones médicas continuas. Sólo así puede garantizarse que llevan la alimentación adecuada y que no tienen algún problema que está afectando su desarrollo físico y mental.

Para que estés preparada, aquí te dejamos una lista de las revisiones médicas que deberán hacerle a tu bebé desde el momento en que nazca:

Recién nacido. El primer examen que se le hará es el llamado test de Apgar. Éste consiste en valorar la frecuencia cardíaca, respiración, tono muscular, color de piel y respuesta a los estímulos externos. Estas variables se califican en una escala de 0 a 10 y el resultado muestra cómo impacto el parto al bebé. Las puntuaciones superiores a 7 indican buenas condiciones, mientras que si están debajo de 3 quiere decir que el pequeño necesitará reanimación.

Además, el bebé debe ser medido y pesado. Los parámetros de un recién nacido sano van de los 2.5 a los 4.5 kilogramos, y 48 a 52 centímetros de altura. El personal médico también debe medir el perímetro de su cabeza. En promedio, los bebés tienen 35 centímetros al nacer.

Para terminar, se le aplican unas gotas en los ojos para prevenir la conjuntivitis.

Primer día. En las primeras 24 horas de vida, el bebé será evaluado exhaustivamente por el pediatra. Los aspectos que revisará son:

  • El estado de la fontanela, que es la zona blanda de la coronilla también conocida como mollera. En ese punto es donde los huesos del cráneo no hay terminado de unirse.
  • La simetría de los ojos, la boca y las clavículas, para descartar que se haya roto alguna durante el parto.
  • Ausculta el corazón y los pulmones.
  • Comprueba que se mueve bien el tórax.
  • Revisa las caderas, para descartar luxaciones congénitas o producidas durante el parto, los genitales, piernas y pies.
  • Se le extraerá una gota de sangre de un talón para realizarle unos análisis y descartar algunas enfermedades como el hipotiroidismo.

Cuarto día. Tu bebé debe ser sometido a una segunda prueba de talón para detectar si el pequeño tiene fenilcetonuria, una enfermedad metabólica que tratada a tiempo tiene muy buena evolución y no deja ninguna secuela. Su incidencia es muy baja.

Dos semanas. El médico realiza una segunda revisión física. Comprobará que el cordón umbilical esté secando bien y si está a punto de caerse. Evaluará el color de su piel, tono muscular, movilidad y reflejos básicos.

Primer mes. El pediatra volverá a tomar las medidas de tu bebé (peso, altura y perímetro craneal). Estos datos se recabarán periódicamente para construir una gráfica de la evolución y desarrollo de tu pequeño. Además, realizará la mima exploración física que se le practicó al nacer. Se mirará el fondo del ojo del bebé para descartar cataratas infantiles y comprobar su reflejo fotomotor. Por último, se le hace una prueba de audición para detectar cualquier problema con este sentido.

Segundo mes. Además de pesarlo, medirlo y evaluar su condición física, durante la segunda revisión pediátrica tu bebé recibirá las vacunas contra la poliomielitis, la hepatitis B, la trivalente contra la Difteria, el Tétanos y la Tosferina; así como dos vacunas contra la Meningitis, la Haemofilus y el Meningococo C.

En esta cita, el médico también confirmará que el niño se desarrolla dentro de los parámetros normales de su edad. Para ello debe ver si el pequeño es capaz de aguantar su cabeza, si sus manos están cerradas y si sonríe. Recuerda que esta sonrisa da muestra de su interés por relacionarse con los demás.

Las siguientes revisiones se realizarán cada dos meses. En ellas se practicará la exploración física y aplicarán vacunas extras, como la neumocóccica.

Cumplir con todas las revisiones garantizará el desarrollo y salud de tu pequeño.