¡Comparte en tus redes!

Riesgo de tener sexo en el agua

Los momentos que pasamos en el agua pueden ser de lo más placentero posible que hasta queremos llevar nuestra vida sexual a este, y aprovechar las vacaciones para matar al oso a puñaladas bajo el agua. Para muchos una fantasía recurrente y muy excitante, pero desgraciadamente como casi todo en la vida hay ciertos riesgos de tener sexo en el agua.

Riesgos de tener sexo en el agua

Así que si estás pensando en salir a la playa o algún balneario para cumplir tu fantasía, mejor échale un ojo a esta nota y piénsalo un poco mejor, puesto que a pesar de ser el agua el lugar idílico para tener pasión, se corren ciertos riesgos de tener sexo en el agua.

 

 

Ya sea en alberca, mar o jacuzzi los riesgos pueden ser:

  • Mejora o ayuda a la lubricación.

Pues se creería que sí, que con el agüita resbala mejor, pero lo cierto es que el agua solo entorpece las cosas. Pues el cloro o la sal que hay en el agua producen irritaciones, además el flujo que habitualmente aparece en la excitación de la mujer para facilitar la penetración desaparece, lo que hará que la penetración se dificulte.

  • Hay más riesgo de contraer enfermedades de trasmisión sexual o infecciones.

No las aumenta pero sin duda el agua del mar o de piscinas tiene un alto crecimiento de gérmenes, pues se encuentra en constante contaminación, lo que significa que hay un mayor riesgo de infecciones que si se tiene sexo en la cama.

Estas se pueden dar ya que al haber menos lubricación y por la fricción se provocan heridas en los genitales, unas especies de grietas, las cuales pueden provocar aparición de parásitos.

 

 

  • Se eleva el riesgo de embarazo.

Pues en parte si, en el caso de las mujeres algunos métodos anticonceptivos como orales o vaginales como por ejemplo la píldora o el DIU, no están en riesgo de fallar, pero en cuanto al condón ahí si hay problema, pues el látex con el que está hecho puede volverse poroso y llegar a romperse.

Otra cosa que puede pasar según el doctor Ignacio Moncada es que los espermatozoides se salgan con más facilidad, perder su fertilidad y destruirse en el agua.

Ya lo sabes aunque sea de tus fantasías sexuales fuertes a realizar toma en cuenta estos riesgos de tener sexo en el agua. Recuerda que en verano las altas temperaturas hacen que aumente el deseo sexual en los hombres al aumentarse el nivel de testosterona y en las mujeres también hay un elevado apetito sexual, lo que lleva a realizar estas actividades.

Mira este video para que tu experiencia en el sexo dentro del agua no sea tan gacha:

 

Notas relacionadas con riesgos de tener sexo en el agua:

Sexo en la alberca, todo lo que debes saber antes de practicarlo. Aquí. 

La realidad del sexo en la regadera. Aquí.

Sexo en la playa ¿una buena idea? Aquí.