¡Comparte en tus redes!

Cómo saber a qué es alérgico tu hijo

nino_alergicoEstornudos, congestión nasal, ojos rojos, comezón y hasta problemas para respirar son sólo algunos de los síntomas ocasionados por una alergia. Éstos pueden ir de ligeras molestias hasta un choque anafiláctico que ponga en peligro la vida de tu hijo, por lo que es importante descubrir qué los está causando.

Debes tener claro que las alergias pueden ser desencadenadas por alimentos, medicinas, químicos, polen, polvo, moho, ácaros, el pelo de algún animal y hasta insectos. Por ello es importante que a tu pequeño se le practiquen las pruebas necesarias.

Dado que existen varios exámenes, el médico necesitará saber si los síntomas varían de una hora a otra, si son más comunes en alguna estación o cuando están cerca de tu mascota. Incluso, deberás informarle si tu pareja o tú sufren alguna alergia o si han hecho modificaciones en su dieta.

Las pruebas a las que pueden someter a tu hijo son:

  • Cutánea. Para saber a qué es alérgico, tu hijo es expuesto directamente a los alérgenos más comunes. Esto puede hacerse de dos formas: 1. Depositando un gota del alérgeno en el piel para después picar ligeramente el área con una aguja. 2) Se inyecta una porción mínima del alérgeno debajo de piel. Si después de 15 minutos aparece un bulto rodeando el  punto por el que entró la aguja, entonces la prueba es positiva. Toma en cuenta que para descubrir la causa de la reacción
  • Análisis de sangre. Conocido como RAST (prueba radioalergosorbente), este examen mide los niveles de anticuerpos alérgicos IgE producidos cuando la sangre se mezcla con los diferentes alérgenos.
  • Párpado. Si el médico sospecha cuál es la causa de la alergia, puede aplicar una gota del agente en la conjuntiva (el revestimiento del párpado inferior) para evaluar la reacción.
  • Eliminación. Esta prueba se emplea en las personas que podrían ser alérgicas a algún alimento o bebida. Básicamente, se agrega en la dieta el alimento o bebida de los que se sospecha, para después eliminarlo. Esto les permite evaluar la respuesta del cuerpo a esas sustancias. Esta prueba también es útil para descubrir si tu hijo es alérgico a algún medicamento.

Recuerda que estos exámenes sólo pueden ser practicados por médico o personal calificado. Jamás intestes hacerla tú misma, pues podrías causarle un daño mayor.

Verónica Uriega