¡Comparte en tus redes!

¿Sabes cambiar un fusible?

fusibleNunca sabes en qué momento fallará la instalación eléctrica. Una simple variante en la corriente basta para quemar los fusibles y dejar tu casa en tinieblas. No hay nadie más en casa y sólo tú puedes arreglar el problema. ¿Sabes cómo cambiar un fusible?

Si no tienes ni idea, no te preocupes, es una tarea realmente sencilla. Solamente necesitas seguir los siguientes pasos y tomar las precauciones adecuadas:

  1. Corriente. Baja la palanca del switch (interruptor). Es la caja que contiene los fusibles. Es importante que jamás manipules la instalación eléctrica sin haber cortado la corriente.
  2. Fusibles. Debes identificar el fusible que se quemó. Para ello, necesitas retirarlos con ayuda de unas pinzas. Te recomendamos que primero saques uno y lo revises, y luego el otro. En cuanto lo hayas sacado, desatornilla ambas orillas del cilindro y extrae la lámina (filamento) del interior.  Si está completa es que el fusible aún sirve.  Ahora que si está quemada, habrás encontrado el fusible que debes cambiar.
  3. Cambio. Ahora que sabes cuál es el fusible que falló, tienes dos opciones: puedes cambiar todo el cilindro o únicamente el filamento.
  4. Todo en su lugar. Vuelve a colocar los cilindros en su sitio. Asegúrate que queden bien colocados. De otra manera, no harán bien contacto con los electrodos. Cierra la puerta del switch y sube la palanca. ¡La luz habrá regresado!

Como puedes ver, cambiar un fusible es muy sencillo. Sólo hay unas cuantas recomendaciones que queremos darte:

  1. Ten siempre repuestos de fusibles y filamentos en casa. Puedes conseguirlos en las tlapalerías o en las tiendas de autoservicio.
  2. En caso de que el switch de tu casa se encuentre a la intemperie, jamás lo manipules cuando esté lloviendo o la superficie esté húmeda, pues te arriesgas a sufrir una descarga eléctrica.
  3. Para evitar accidentes, es importante que por lo menos cada dos años, pidas a un técnico electricista que revise la instalación de tu casa.