¡Comparte en tus redes!

¿Sabes cuál es la clave para transmitir confianza?

Pamela Jean

Pamela Jean

Dicen que el amor y el dinero mueven al mundo. Pero hay algo más poderoso, algo que engendra al amor y decide el rumbo del dinero, ¿sabes qué es?

A ver, te voy a dar una pista a través de las siguientes preguntas, confío en que podrás descubrirlo sol@:

¿Qué hizo ese vendedor que te cayó TAN increíblemente bien que decidiste comprarle LO QUE FUERA aun cuando en otro lugar lo ofrecían incluso más barato?

¿Qué hizo ese médico para que decidieras poner tu vida en sus manos (literalmente)?

¿Qué hizo tu pareja para que decidieras abrirte, presentarle a tu familia y dedicarle tu vida entera?

¿Qué hace tu compadre o mejor cuate (cuate… ¡jaaaa! Saludos a Chabelo) para que decidas netear con él/ella y abrirle tu corazón, tus peores historias, las mejores también y todos tus problemas?

¿Qué hicieron tus padres, abuelos, tíos o aquella figura de autoridad a la cual te acercaste en tu adolescencia para preguntarle algo determinante o hacerle esa confesión importante?

¿Qué hace todos los días ese colaborador al cual delegas cosas de gran peso porque sabes que puedes contar con él?

¿Le seguimos o ya descubriste la palabra mágica?

Es más, ésta sí es súper obvia:

¿Qué es aquello que no nos transmite la mayoría de los políticos y gobernantes el día de hoy?

Ding! Ding! Ding!

Exacto: CONFIANZA.

La confianza mueve al mundo.

Y una buena forma de transmitir confianza es a través del RAPPORT.

Rapport es aquello que sucede cuando dos o más personas sienten que están en “sintonía”, que “tienen buena vibra”, que “se conocen de toda la vida” y ocurre porque sienten que son similares o que se relacionan bien entre sí.

La clave del Rapport es: aquello que se percibe como similar, se percibe como bueno.

¿Por qué? Pues porque nuestro inconsciente nos hace pensar que una persona que es similar a nosotros puede comprendernos, y si puede comprendernos puede darnos lo que necesitamos. Entender bien esta creencia básica arraigada en la psique de todo ser vivo nos permitirá convertirnos en unos magos de la persuasión, porque el primer paso para persuadir es siempre TRANSMITIR CONFIANZA.

Ahora, recuerda que si transmites confianza pero no la honras y respetas, si no eres alguien de fiar, estarás manipulando a través de mentiras y no persuadiendo, porque la persuasión radica en un ganar-ganar.

Aquí te van algunas ideas que ayudan y te permitirán establecerte como similar, generar Rapport y transmitir confianza a quien sea y con quien sea:

  1. Observa su lenguaje no verbal, sobre todo la cadencia, el ritmo en los movimientos de la otra persona. Si fuera un género musical ¿cuál sería? Ahora ajusta tu energía para bailar su mismo ritmo. Sincronízate. Si la persona está muy emocionada y mueve muchos los brazos, su voz es fuerte y modulada, habla rápido, gesticula, etc. ¡Haz lo mismo! Si no lo haces, le darás la peor flojera del mundo y acabará por no ponerte atención. (La única excepción es cuando se trata de conductas agresivas o que parten del enojo, ahí al contrario, mantente lo más ecuánime y neutral posible). Si la persona más bien está tranquila, ahorrando energía y su voz es suave, lenta, su cuerpo se expresa poco, su postura está relajada, incluso su respiración es más pausada… entonces ajústate e iguala. Si no lo haces te percibirá como intenso, ansioso o nervioso y sentirá que lo estresas.
  1. Iguala sus posturas. No como si fueras un espejo, recuerda, sé discreto. Pero procura utilizar el espacio de la misma forma en que tu interlocutor lo hace. Si está sentado ocupando gran parte del sillón, siéntate también a tus anchas; si eligió sentarse cómodamente en el piso, haz lo mismo; si es un niño pequeño, ponte en cuclillas y baja a su altura…
  1. Escucha su lenguaje verbal. ¿Qué términos, expresiones, sonidos, frases o modismos utiliza para expresarse? Identifícalos y háblale en su idioma. Hazlo de manera sutil, si no pensará que te estás burlando de él. Pero toma en cuenta que las palabras que elige son la expresión de sus pensamientos. Recuerda que cada palabra evoca imágenes y emociones distintas en nuestra mente, desde ese punto de vista no existen los sinónimos pues jamás te hará imaginar ni sentir lo mismo escuchar la palabra “casa” que la palabra “hogar”. ¡Elige tus palabras de forma inteligente y ajusta tu lenguaje al suyo!

Empieza probando estos tres tips y notarás cambios impresionantes en la apertura que la gente tendrá hacia ti. Esto, aunado a tu capacidad para ser un conversador extraordinario y al arte de hacer preguntas inteligentes (mis dos columnas anteriores) te ayudará a convertirte en un ser maravillosamente carismático. Pero, ¿cualquier persona puede ser carismática? ¿Cómo lograr atraer a la gente como moscas a la miel? Bueno chato, el próximo viernes hablaremos del carisma así que por aquí nos leemos.

Pamela Jean Zetina