¡Comparte en tus redes!

¿Sabes limpiarte los oídos correctamente?

¿Sabes limpiarte los oídos correctamente?

¿Sabes limpiarte los oídos correctamente?º

Los oídos te permiten escuchar la risa de un bebé, el trinar de las aves, el sonido del viento apacible cuando caminas por el parque, palabras simples y valiosas a la vez como un "te quiero", los oídos te permiten percibir los sonidos que te ofrece el mundo, por medio de los oídos aprendes muchas de las cosas que hoy sabes, escuchando una casi infinita serie de enseñanzas es como has aprendido muchos de los conocimientos que hoy ocupas para llevar a cabo tus actividades cotidianas.

No cometas el error de ignorar los cuidados que necesita este sentido tan valioso para ti, hay miles de personas que siguen limpiándose los oídos con un hisopos de algodón, mucha gente no se detiene a preguntar cuál es la forma más correcta de limpiarse los oídos. Si limpias correctamente tus oídos evitas muchas complicaciones, como el dolor, sensación de sordera e infecciones, la forma incorrecta de limpiarte puede provocarte un taponamiento y hasta perforaciones. Los expertos recomiendan limpiar el oído de manera natural, el conducto auditivo tiene con un sistema natural de limpieza que procura que el cerumen vaya saliendo hacia fuera y se caiga. Los otorrinolaringólogos no recomiendan el uso de bastoncillos o las irrigaciones de agua o aceite de manera casera, sino acudir a los profesionales para extraer los tapones que se formen.

Evita picarte los oídos o meterte objetos extraños, si lo haces en lugar de ayudarte podrías lastimarte, ten en cuenta que algunos daños podrían ser permanentes. Procura lavarte suavemente las orejas dos o tres veces a la semana o diario mientras te bañas, sólo necesitas limpiar la parte externa de la oreja con una gasa o una toalla fina, enjuaga y seca, no necesitas hacer otra cosa.

Es importante que visites a tu otorrinolaringólogo si comienzas a sentir pérdida auditiva o sientes alguna otra incomodidad respecto a tus oídos.

No te piques los oídos, te decimos porqué aquí.

Cosas que nunca deberías compartir, aquí.