¡Comparte en tus redes!

¿Sabes priorizar tus actividades laborales?

organizartareasComienza la semana. Llegas a la oficina y antes de que puedas sentarte ya tienes una lista interminable de pendientes. Como siempre, todo urge y requiere tu atención inmediata. Quisieras resolver todo al mismo tiempo, pero es humanamente imposible, así que es necesario priorizar tareas. ¿Cómo lo haces? ¿Tienes definido un método o lo haces al azar?

La realidad es que pocas personas saben gestionar su carga laboral. La mayoría de las veces la presión los abruma y les resulta imposible dar los resultados deseados.

Para que eso no te ocurra, aquí te dejamos unas ideas que te ayudaran a priorizar tus actividades laborales:

Lista. Al llegar a la oficina, escribe una lista de lo que tienes que hacer en el día. Una vez que tengas todos los pendientes anotados, separa las tareas en “realmente urgentes” y “no tan urgentes”. Esto te permitirá definir las actividades que requieren tu atención inmediata.

Evalúa. Para priorizar, es necesario que consideres el beneficio que te ofrece completar cada tarea. Pregúntate qué ocurrirá si pospones o ignoras alguna de las actividades, así como el impacto que tendrán los resultados que obtengas en tu carga laboral diaria. Una vez que hayas evaluado todos tus pendientes, te sugerimos que los dividas en:

  1. Orden de importancia. Decide qué tareas son indispensables para cumplir con las demás.
  2. Fecha de entrega.
  3. Impacto para los objetivos de la empresa

Honestidad. Al decidir qué tareas atenderás es indispensable que seas completamente honesta sobre lo que puedes cumplir en el día. Establecer metas inalcanzables sólo te frustrará y evitará que cumplas con pendientes más sencillos.

Tiempo. No importa cuán importante sea un proyecto, debes apegarte a los tiempos establecidos y entregar en la fecha y hora acordada. Aunque no lo hayas planeado, muchas veces le dedicas a las tareas urgentes más esfuerzo y minutos de los necesarios, lo cual impide que cumplas con toda la lista de pendientes.

Aunque es importante apegarse al plan trazado, debes ser flexible y capaz de reconocer cuando una tarea perdió relevancia y ya no es urgente que cumplas con ella de inmediato. Si se da esa situación, debes suspenderla y pasar a la siguiente en tu lista.

El secreto para priorizar tus tareas de forma efectiva es tener bien definidos los objetivos que deseas alcanzar.