¡Comparte en tus redes!

¿Sabes qué es el sexo tántrico?

tantra chicaLas formas de disfrutar la sexualidad pueden ser tan diversas como los gustos de cada persona. Una de las tendencias que más se han popularizado es el sexo tántrico. Pero… ¿sabes en qué consiste?

Antes que nada, debes comprender que para quienes practican el Tantra, el sexo no es una forma de liberar la excitación, sino un encuentro que nos proporciona energía, que posteriormente se utilizará con fines espirituales. En función de esto, llegar al orgasmo no es lo más importante, sino aprender a disfrutar con todos tus sentidos.

Si decides practicar este tipo de sexo, debes comprometerte a vivir la experiencia por completo, pues en el Tantra sólo se sostienen relaciones sexuales una vez al mes. En esta filosofía, la eyaculación se concibe como una pérdida de energía; por lo que con practicar el coito una vez cada 30 días es suficiente. Eso sí, esos encuentros implican una total entrega de la pareja y suelen ser realmente largos.

Las parejas que se inician en el sexo tántrico tienen que cultivar la paciencia, pues es necesario que sostengan por lo menos cuatro encuentros en los que aprendan a conocer sus sentidos y explorar las sensaciones, antes de llegar al coito, y por ende al orgasmo.

Durante las sesiones de sexo, la pareja debe avanzar lentamente para disfrutar cada movimiento. En un primer momento, sólo deberán observar sus cuerpos a detalle, hasta que la excitación crezca. Es entonces cuando llegarán a las caricias. Éstas deben darse sin prisa y evitando los genitales. Poco a poco llegarán a ese punto.

Para cuando lleguen al coito habrán aprendido a disfrutarse mutuamente y sin reservas. Incluso en este momento deberán hacer las cosas sin prisas, acompasando sus respiraciones y postergando la eyaculación el mayor tiempo posible.

Como verás, el sexo tántrico tiene sus bondades y puede resultar una experiencia increíble. Lo más importante es que, tanto tu pareja como tú, dejen de lado la idea de que sexo debe basarse en la cantidad de encuentros y el rendimiento del varón durante el coito.

¿Te animas a probarlo?