¡Comparte en tus redes!

Sácale provecho a tu desodorante

desodoranteNo hay la menor duda de que el desodorante es un artículo de higiene personal indispensable, sobre todo en tiempo de calor. ¿O acaso no has implorado por traer una botella en la bolsa para rociar al que está parado junto a ti en el Metro?

Aunque el objetivo principal del desodorante es evitar que las axilas suden y huelan mal, podrías darle otros usos que ni siquiera imaginabas. Aquí te dejamos unos algunos ejemplos que seguro querrás aplicar de inmediato:

  • Ronchas. La comezón es la peor parte de que te pique un insecto. Simplemente, es insoportable. Para que la picazón deje de torturarte sólo tienes que poner un poco de desodorante sobre la roncha.
  • Pies. Si el talco no te funciona, puedes evitar que tus pies huelan mal, aplicándoles un poco de desodorante. De hecho, puedes usarlo en barra o en spray. Este producto evitará que te suden las plantas y les dará un fresco aroma.
  • Closet. Para que tu closet no huela a humedad sólo tienes que colocar una barra de desodorante abierta en una esquina.
  • Manos. La técnica de usar desodorante en los pies también es útil para las manos. Basta con aplicar un poco de producto en tus palmas para evitar que éstas suden.
  • Irritación. Si te rasuraste las piernas o la barbilla y tu navaja te irritó, no hay problema, basta con poner un poco de desodorante en barra en el área afectada. Verás como el ardor desaparece.
  • Puertas. Aunque no lo creas, el desodorante también puede hacer que las puertas dejen de rechinar. Eso sí, debes utilizar uno en spray para rociar las bisagras.
  • Uñas. Si quieres despintarte las uñas, pero te quedaste sin quitaesmalte, no te preocupes. Puedes obtener el mismo efecto con un poco de desodorante en spray. Rocía un algodón con este producto y frótalo contra tus uñas. Verás que el esmalte desaparece.

¿Conoces otro uso alternativo del desodorante?