¡Comparte en tus redes!

El sano equilibrio entre el amor de pareja y el de madre

amor_equilibrioExiste la falsa creencia de que, una vez que llegan los niños, la relación de pareja pasa a un segundo término. Es cierto que los pequeños necesitan atención, cuidados y amor, pero… ¿acaso ser madre implica deja de ser mujer? ¡No lo creemos!

De hecho, existen muchas teorías sobre lo que se debe o no hacer en estas circunstancias. Para muchos, el bienestar de los hijos debe estar por encima de todo, incluso la pareja; mientras que para otros la estabilidad del matrimonio (noviazgo, concubinato o lo que se) es lo más importante. ¿Tú qué opinas?

Según nosotros, en estas circunstancias habría que aplicar el viejo refrán de la abuela: “Ni tanto que queme al santo, ni tanto que no lo alumbre”. O sea que, en vez de inclinar la balanza a favor de tu pareja o de tus hijos, la mantengas en equilibrio.

Por supuesto, para lograr ese sano equilibrio necesitas del apoyo y colaboración de tu pareja. No puedes mantener una relación sola, ¿o sí? Y realmente dudamos que hayas hecho a esos niños sola (si ese fuera el caso, no estarías leyendo esta nota), así que él es tan responsable de ellos como tú.

Las claves para mantener tu balanza en equilibrio son:

  • Compartir tareas. Olvídate de esas ideas de la época de las cavernas, según las cuales, tú eres la única que puede y debe cuidar a los niños. Seguramente, tu pareja es capaz de cambiar un pañal, bañarlos y alimentarlos. Recuerda que mientras más contacto tenga con ellos, más fuerte será el lazo que los una en el futuro.
  • Mantener vivo el romance. Alimentar al bebé es tan importante como mantener viva su relación. No sólo porque al final, los hijos se van, y se quedan solos, sino porque son el modelo de pareja de sus hijos. ¿No crees que es mejor que crezcan viendo a unos padres que se aman y no temen mostrase afecto? Para ello, pueden pedirle a un familiar que cuide a los pequeños una vez a la semana, mientras ustedes tienen una cita. Ojo, eviten caer en la rutina. No hagan siempre lo mismo y no olviden que el sexo es un elemento indispensable en cualquier relación sana.

Lo más importante es que recuerden que son un equipo, y que si antes los unía el amor de pareja, ahora tienen unas personitas que les recordarán toda la vida, las increíbles cosas que pueden hacer juntos.