¡Comparte en tus redes!

Satiromanía: adicción al sexo en los hombres

En las mujeres para definir el trastorno psicológico donde la mujer presenta una libido muy activa y una imparable obsesión con el sexo se le llama ninfomanía. En el caso de los hombres este trastorno loco por mantener relaciones sexuales se le llama Satiromanía. Aunque es un concepto antiguo o pasado de moda aún sigue vigente en la Clasificación Internacional de Enfermedades.

satiromania

El término satiromanía viene de sátiro que se refiere a criaturas masculinas alegres y pícaras que en la mitología griega estaban asociadas al apetito sexual y el sufijo manía cuyo significado es pasión. Para definir el deseo obsesivo e incontrolable por tener sexo actualmente se utiliza el término hipersexualidad, que no hace distinción para hombres o mujeres.

La satiriasis como también se le conoce, es un trastorno de la libido que es de donde surge la energía sexual y según los psicólogos la libido es una energía que está presente en la dimensión erótica del ser humano, pero también en la parte inconsciente de la mente.

Pero este trastorno también se puede dar por ser bipolar o por el exceso en el consumo de alcohol o drogas, que al fin y al cabo son estas en gran parte las que terminan por afectar el comportamiento sexual.

Pues es así como lo definen los especialistas, entonces si en todo momento piensas en sexo (cosa que casi ningún hombre hace) Puede que sufras de satiromanía o bien si presentas estos síntomas eres un satiromanico o hipersexual, que es como se le conoce actualmente a esta enfermedad:

  • Deseo sexual desmedido
  • Excesiva fijación por disfrutar del sexo
  • Pérdida en el control de la voluntad que se puede manifestar al forzar a otro/a a tener sexo para poder saciar sus deseos sexuales a cualquier precio
  • Sensación de tener que saciar urgentemente el deseo sexual lo cual trae algunos problemas: Ansiedad, problemas económicos (a causa del gasto excesivo en pornografía, prostitutas, etc.), conductas riesgosas, pérdida del trabajo y la familia
  • Vacío emocional luego de satisfacer sus necesidades sexuales

Este trastorno puede tener un tratamiento que depende de la evaluación que haga el especialista. Va desde medicación con tranquilizantes, estrógenos y antidepresivos, hasta atención psicológica, sexual y psiquiátrica.

pierna compu

Noticias relacionadas: 

Hipersexualidad: la adicción al sexo. Aquí.

Vorarefilia, ¿Te comerías a tu pareja? Aquí.

Prácticas peligrosas de sexo. Aquí.