¡Comparte en tus redes!

Seamos como los Noruegos

Adrián GutierrezSon semanas de protestas en nuestro país, la causa todos la sabemos: el descontento por el incremento a las gasolinas, a favor y en contra han salido muchas opiniones, algunas con mucho sustento, algunas carentes de valor. Entre las que más me ha llamado la atención (e incluso las he usado como comparativo) es las que se hacen entre Noruega y México.

¿Por qué comparar a Noruega con México? Porque ambos países son importantes productores de petróleo, porque en ambos países su economía depende de este; en Noruega el litro de gasolina cuesta 1.79 USD y en nuestro país ya con el incremento cuesta aproximadamente .76 USD.

Hay más de un dólar de diferencia siendo ambos productores de petróleo, la respuesta a este comparativo es que en Noruega el salario mínimo y el poder adquisitivo son mucho más elevados que en México y por eso se pueden permitir esos precios sin verse afectados y se pide no hagan comparativos entre dos economías tan distintas.

Cuando se hace esa comparación los reclamos son como si en México fuera una injusticia los salarios percibidos y en una situación normal deberíamos vivir como lo hacen los Noruegos y ¿a quién no le gustaría? Sin embargo esta columna precisamente trata de ¿Qué hacen los noruegos que hay tanta diferencia con nosotros?.

Comencemos con la educación: En México el promedio de años estudiados es de segundo de secundaria y te sorprendería saber que solo el 18% del total de la población tiene terminada la preparatoria, en Noruega el 82% de su población tiene terminada la educación media superior.

En lectura también tenemos una gran diferencia, el promedio de libros leídos por los Noruegos al año es más de 15 y en México es de menos de 1 al año. En materia de impuestos tienen una ley que en México sería imposible de aplicar: primero pague después reciba, quiere decir que tú no puedes ser benefactor de ningún programa social y de gobierno si no pagas primero tus impuestos (que por cierto son de los más altos en el mundo), En México solo el 50% de la población económicamente activa paga sus impuestos y todos reciben la mayoría de los beneficios.

Para terminar haré un último comparativo: La educación es trascendental para el éxito personal en Noruega ¿Quiénes son los maestros en sus escuelas? Los que demostraron ser los mejores, en México cualquiera puede entrar a una normal, no se requiere más que lo suficiente para graduarse, los maestros piden trabajo por decreto no por merecimiento y se rehusan a capacitaciones y evaluaciones para mejorar.

¿Podemos vivir con la calidad de vida de los noruegos? Sí, sólo tenemos que comportarnos como noruegos, que por cierto son de las personas más honradas, lo que da como consecuencia ser uno de los países más seguros del mundo. Su éxito no recae en el gobierno, recae en el actuar de sus ciudadanos.

Hasta el próximo miércoles.

Adrián Gutiérrez