Descubre si tu trabajo está afectando tu salud.

¡Comparte en tus redes!

En un empleo no sólo obtienes tu salario, también te puede ayudar a conseguir tus metas personales, sin embargo hay muchos factores en el trabajo que afectan tu salud, lo ideal es saber identificarlos, así podrás evitar que éstos afecten tu estado de ánimo, tu vida personal y tu salud. A continuación algunas señales de que tu trabajo afecta tu salud.

1.- Pocas posibilidades de crecimiento laboral. Algunas cosas hacen que los trabajadores no encuentren gusto por su trabajo, por ejemplo sentir que su salario no es suficiente o que se le impiden las oportunidades de crecimiento. Cuando te concentras en éstos aspectos estás menos motivado(a). Tu nivel de motivación incrementa cuando tus logros son reconocidos y cuando tienes posibilidades de un ascenso. En caso de que no haya posibilidades de crecimiento concéntrate en los aspectos positivos, por ejemplo el ganar experiencia laboral.

2.- Conflictos en el hogar. Si alguna situación en el trabajo te da insatisfacción puedes llegar a cometer el error de ser menos paciente y menos comprensivo con los miembros de tu familia. Las situaciones del trabajo hacen que llegues de mal humor y discutas en casa. En el hogar debe reinar la armonía. Evita que los conflictos laborales generen hostilidad en tu hogar, procura que al cruzar la puerta de tu casa las cosas del trabajo queden olvidadas.

3.- Agotamiento. Es cuando ya nada te despierta interés y lo único que quieres hacer al llegar a casa es dormir. Es mejor que descanses lo suficiente y procures no excederte con el tiempo que pasas en tu trabajo.

4.- Ambiente laboral hostil. Las cosas buenas del trabajo deben ser mayores que las negativas, si no es así considera buscar otro empleo. Pasarte en la amargura debido a tu trabajo sólo te hará más infeliz. Hay dos formas de solucionarlo, procura buscar la manera de ser más feliz en ese lugar o busca otro empleo.

5.- Ves el lado malo. Cuando alguien te pregunta sobre tu trabajo ¿recuerdas las cosas buenas o las cosas malas? Si lo primero que llega a tu mente son cosas negativas es una señal de que tu trabajo te está afectando. Es común que muchas personas lleguen muy felices al trabajo, pero al pasar el tiempo la actitud va cambiando. Si ahora sólo ves el lado negativo es hora de innovarte como empleado o renunciar.

6.- No puedes realizar tu vida personal. Si has dejado de hacer ejercicio, de salir con tus amigos o de tocar tu instrumento musical sólo por estar metido en el trabajo o en asuntos laborales, algo anda mal. Debes encontrar un balance; trata de decir no, cuando el jefe te pregunte si puedes hacer éste o aquél trabajo. Date tiempo para descansar y recargar la energía. No permitas que tu empleo te quite la vida fuera de la oficina. Si te la pasas lamentándote por ser miserable en la empresa, entonces... un sueldo no vale tu sufrimiento. Una persona saludable crea entornos y equipos saludables, procura ser más positivo(a).

7.- Te enfermas mucho. Padeces de tos, te enfermas mucho de gripe, dolores abdominales, colitis, nervios, estrés, enfermedades en los riñones, dolores de espalda, etc. Todas estas son señales de que algo no anda bien en el trabajo, las causas pueden ser por bajos niveles de higiene en tu espacio laboral o por malos hábitos que tienes en la oficina. Lo mejor que puedes hacer es procurar hábitos saludables, tratar de alimentarte mejor, tener una mejor postura al sentarte frente a tu escritorio, cuidar tus ojos y ser más optimista. Aquí las enfermedades más comunes en México.

 

Alberto Brito