¡Comparte en tus redes!

Sexo casual ¿bueno o malo?

Alessia Di BariEs muy común que por estas fechas de pronto, tengamos “una noche de copas, una noche loca” ¿Alguna vez te ha sucedido algo así? Puede que no haya copas, pero seguramente sexo desenfadado y alocado, sí. A esto se le conoce como “one night stand” o como decimos en español: sexo casual.

Hace no tanto, una página de encuentros casuales hizo una investigación en más de 5000 personas de todo el mundo y el resultado fue que poco más del 48% de los encuestados alguna vez –por lo menos- han tenido un encuentro sexual de este tipo.

Si bien, mi afán no es empujarte a que vivas esta experiencia, sí es abrirte el panorama de opciones que existen -con sus pros y contras- para que seas tú quien tome la decisión de qué es lo que mejor te funciona y va con tu estilo de vida, valores y personalidad.

Beneficios:

Soltarte el chongo sin importar nada más. Justo porque es alguien que, probablemente, no volverás a ver es mucho más fácil desinhibirte sexualmente y hacer cosas que normalmente te da pena hacer o pedir que te hagan.

Vivir el presente. Te conecta con el hoy, es una forma de disfrutar el momento, sin preocuparte –ni ocuparte- de nada ni de nadie más.

Autoestima a full. Se ven, se atraen, se conectan, se dan cariño, pasan un rato increíble… tu autoestima sexual se va a las nubes, piensas cosas como: “¿te cae que ese bombón quiere conmigo?” ¡Hay oportunidades que simplemente no hay que dejar pasar!

Desventajas:

Quedarte con ganas de más. Tal vez, tu ya la(lo) habías visto y en realidad quieres algo más que una noche de pasión ó tuvieron una conexión tan chida que te encantaría seguirte como hilo de media y entablar una relación pero ella/él no están en el mismo canal. Ouch!

Sentirte utilizado(a). Tal vez tú o la otra persona no fueron claros en cuanto a qué buscaban… si algo así pasa, es probable que te quedes con un mal sabor de boca.

Contraer un ETS y/o un bebé. Estas, siempre que tenemos algún tipo de encuentro sexual, son una opción; pero dado el tipo de experiencia… en el rush del encuentro es más fácil descuidarnos y luego no saber -ni poder- localizar al susodicho(a) en cuestión. ¡Todo con responsabilidad!

Es importante que seas tu quién decida cómo quiere vivir y ejercer su sexualidad. Lo que funciona para algunos de nosotros, no funciona para otros. El sexo casual, es decir tener encuentros sin ningún tipo de compromiso y muchas veces con personas desconocidas, puede ser súper excitante y divertido, pero también –como todo- tiene sus riesgos y precios. Es fundamental que revises si este tipo de experiencias van acorde contigo, se vale que no funcione para ti, pero –en el ideal de los casos- también se vale que te permitas ser más empático(a) con la gente para la cual sí lo es.

Siempre que hablemos de sexualidad es importante hacernos cargo de nuestras necesidades y creencias. Si funciona para mí, increíble. Si no funciona, sólo significa eso, seguramente habrá otras personas para las que funcione de maravilla y es tan respetable una opción como la otra.

Espero que sin importar qué decidas, te atrevas a ir por la sexualidad que quieres y mereces. ¡Empecemos este nuevo año llenos de valentía! ¡Feliz 2016!

Alessia Di Bari