¡Comparte en tus redes!

Sexo en la alberca, todo lo que debes saber antes de practicarlo

Una de las fantasías de todos los que se creen aquaman es tener sexo en la alberca, sin duda suena muy divertido pues el agüita, tu pareja, estar desnudos, muy calientes, excitados porque alguien los puede ver, hace de esta fantasía algo sublime y único, pero no todo es placer, pues hay ciertas cosas que debes saber antes de practicarlo.

Sexo en la alberca

Sabiduría que ayuda: el sexo bajo el agua ya sea en alberca, mar o jacuzzi tiene ciertos riesgos en tu salud que debes tomar en cuenta, además es sexo en publico lo cual esta catalogado cívicamente como faltas de tipo administrativo por lo que están prohibida su realización y si te cachan en acción podrías ir a la cárcel.  

Antes de darte un chapuzón de sexo desenfrenado en la alberca toma en cuentas estas cuestiones:

 

Lubricación. El agua de la alberca no funciona como lubricante así que no resbalara más chido, como sabes, el agua de la alberca contiene cloro este, junto con la sequedad y la fricción causada por la falta de lubricación pueden causarte una fuerte irritación en el pene, la vulva o en la vagina. Entonces mejor usa un lubricante de silicona, este no es soluble en agua, facilitara el resbalón y la penetración será más cómoda.

Limpieza. No son los únicos que utilizan esa alberca así que no está libre de gérmenes provocados por restos de orina, maquillaje, protector solar y hasta restos de semen o fluidos vaginales de otros calenturientos que ya tuvieron sexo en esa misma alberca. El cloro también es una fuente de diversas infecciones vaginales, puedes evitarlas al bañarte inmediatamente después de tener sexo en la alberca.

Por ejemplo, un agua con muy poco cloro puede provocar infecciones urinarias y una alberca con demasiado cloro puede provocar la aparición de hongos difíciles de quitar.

 

Acrobacias. En el agua se podría decir  que no hay tanta gravedad, así que sin mucho esfuerzo realizaras diferentes posiciones muy placenteras, pero toma en cuenta que el agua disminuye la fricción entre el suelo y tus pies, sino te sostienes bien puedes sufrir un accidente.

Otro punto importante es que puedes perder un poco la noción de la fuerza con la que das todo tu poder, esto por la densidad del agua provocándote una fractura o una lesión importante. Debes tener cuidado y hacerlo con calma.

Embarazo no deseado. Usa condón, algunas personas tienen la creencia de que al estar en contacto con el agua los espermas pierden su poder y no se de la fecundación, esto es falso tienes las mismas posibilidades de quedar embarazada dentro o fuera del agua.

Contagio de ETS. El agua de la alberca no es bendita entonces no disminuye el riesgo de contraer ETS, así que es mejor usar condón, pero lo debes colocar fuera del agua para que este no se resbale o se rompa, mide tu fuerza pues el cloro del agua y la ficción ponen en riesgo el condón provocando rasgaduras.

 

Estas son algunas cosas que pasan cuando tienes sexo en la alberca, tómalas en cuneta y no le juegues “al canelas” o de ser una fantasía y un acto de placer se convertirá en dolor y sufrimiento, así que ya lo sabes toma tus precauciones y a darle, pero con moderación.

Notas relacionadas con sexo en la alberca: 

La realidad del sexo en la regadera. Aquí.

Sexo en la playa ¿una buena idea? Aquí.

Sexo sin ruido, tips para lograrlo. Aquí.

IdeasQueAyudan