¡Comparte en tus redes!

Si lo puedes pensar, lo puedes vivir

Martha-SanchezLa mente es un maravilloso órgano creativo, funciona como una cámara, por medio de imágenes. La visualización creativa es la habilidad de proyectar en nuestra pantalla mental, por medio de la imaginación, aquello que queremos vivir.

La preocupación por ejemplo es, estar imaginando todo aquello que no queremos que pase. Como verás en este sentido teníamos muy bien entrenadas a nuestras mentes. Gracias a Dios no ha pasado ni el 5% de las tonterías que hemos pensado. Pero ¿Qué crees? Funciona igual del otro lado.

Podemos imaginar y proyectar las situaciones que Sí queremos que nos pasen. Es el famoso, “Ya me vi” por un condicionamiento de culpa, no nos la creíamos tan fácilmente. Hay gente que entra a una rifa pensando, nunca me saco nada y, ¿Qué crees? Concedido, no se saca nada.

El universo está esperando tus órdenes y confabula a tu favor, pienses mal o pienses bien. Obvio es más fácil pensar bien, pero habíamos sido programados a pensar mal, “Piensa mal y acertarás” pero si piensas “Bien” también. Porque el pensamiento es la semilla, por eso si lo creo de pensamiento lo acabo creando de experiencia. Lo más importante es la emoción, ya hemos hablado de esto. Los pensamientos son las semillas y la emoción y la repetición, son los nutrientes.

Si yo creo que lo merezco, que hay, que me llega, concedido. Te invito a ponerlo a prueba, piensa, Tú eres el guionista de la historia de tu vida, eres el productor, director y actor principal. Tienes todas las opciones de experiencias que se te puedan ocurrir y antojar, “Si lo puedes pensar, lo puedes vivir”. De hecho, todo lo que has vivido, lo habías pensado “Tú” antes, consiente o inconscientemente.

Ahora que lo sabes es mejor, aprender a educar a tu mente a poner atención en las cosas buenas, nuevas. Algo que entorpece el proceso es, el rencor, el resentimiento, el enojo, etc. ¿Por qué? Porque por un lado construyo y por el otro lado destruyo, ¿Te suena lógico, verdad? Créeme que nada, ni nada vale la pena para que tú te atores. El pasado es para aprender, no para cargarlo y mucho menos para sufrirlo, “Del pasado hay que tomar la experiencia, el néctar de la sabiduría y seguir avanzando”.

Las personas son maestros y una vez que aprendemos la lección, nos los cambian. Es como en la escuela, una vez que has aprendido la lección, puedes pasar a la siguiente lección. Mientras estemos vivos, hay lecciones que aprender. La vida es un gran regalo de creatividad, que al irnos dejamos todo detrás, como nuestro legado.

La magia consiste en disfrutar, crearlo y vivirlo, una vez que termina, porque todo es temporal, nada es para siempre o bien está cambiando todo el tiempo, podemos seguir creando cosa nuevas. Si te das cuenta, la gente que es feliz es la que se adapta a los cambios. Se trata de estarnos reinventándonos constantemente, viendo hacia adelante, soltando lo que ya pasó, para darle la bienvenida a lo nuevo.

Ahora que sabes todo esto, no escatimes en imaginar una vida maravillosa para ti y los tuyos, piensa en grande, vete ya viviendo aquello que quieras y agradécelo de antemano. Lo mejor es trabajar en silencio, sólo tú piensas en tu cabeza, sólo tú sientes en tu corazón y sólo tú sabes qué es bueno para ti.

Te deseo mucha luz, creatividad y amor para que todo lo que quieras lo manifiestes fácilmente.

Bendiciones

Martha.

 

Martha Sánchez Navarro