Siete fallas que sufre tu cuerpo cuando no desayunas

¡Comparte en tus redes!

Uno de los principales problemas al alimentarte es la incorrecta distribución de las comidas durante un día, generalmente las personas se saltan el desayuno por falta de tiempo, y es que ahora que existen los dispositivos inteligentes y las redes sociales, la gente se ha vuelto más activa por las noches y se despierta más tarde.

La distribución de la comida ya no es tan sana debido al ritmo acelerado de nuestro presente. El desayuno es una de las comidas más importantes. De acuerdo con varias encuestas, la primera ración de la mañana es deficiente a nivel nutritivo y de calorías.

Cuando omites el desayuno haces que tu cuerpo tenga sobrepeso y esto lleva a que adoptes hábitos incorrectos de alimentación, como ingerir alimentos chatarra (pasteles, galletas, papas fritas, refrescos, etc.) o bien cenar en exceso.

Cuando no desayunas correctamente se presentan en tu cuerpo enfermedades del corazón como arterioesclerosis, colesterol alto y cáncer. La glucosa es uno de los principales combustibles de la máquina humana, si dejas de comer la falta de glucosa lleva a tu organismo a quemar otras reservas. A continuación siete fallas que sufre tu cuerpo cuando no desayunas.

1.- Decaimiento y fatiga. ¡Esto es casi increíble!, apenas va empezando el día y ya te sientes derrotado, y todo por no desayunar.

2.- Falta de concentración. No prestas atención a tu trabajo, estás sentado en tu escritorio, pero a la vez no estás tú al cien por ciento, esto te puede generar retrasos y probablemente, salir más tarde.

3.- Mal humor. Cuando no desayunas te puedes poner de malas, lo peor es que esto puede afectar tus relaciones personales y laborales.

4.- Bajo rendimiento laboral y escolar. Los tres puntos anteriores se juntan para convertirte en un elemento poco eficiente.

5.- Poca capacidad. No es que seas menos capaz que los demás, pero al no desayunar disminuyen tus habilidades de locución o expresión y la de resolver problemas.

6.- Menos inteligencia y menos fuerza. Al no desayunar disminuye tu rendimiento intelectual y físico.

7.- Menos destreza. Se perjudica el desempeño relacionado con destrezas cognitivas, particularmente las que involucran la memoria.