Siete ideas para vivir en armonía con tu pareja

¡Comparte en tus redes!

Es mejor vivir en amor y tener un hogar lleno de afecto que tener que tolerar distintos problemas, por ello te damos siete ideas para vivir en armonía con tu pareja. Te invitamos a usar estos pensamientos como un estilo de vida para el 2016.

1.- Piensa en el otro. El egoísmo es el principal asesino del matrimonio, y esto ocurre cuando tomas en primer lugar tus intereses en vez de pensar en tu pareja. Si te pones en primer lugar a ti el matrimonio se convertirá en un campo de batalla, mejor reemplaza el “yo” por el “nosotros”.

2.-Mantén comunicación fluida. Cuando los cónyuges aprenden a comunicarse por medio del tacto, el tono de voz y sus gestos, tendrán las habilidades necesarias para desarrollar un vínculo íntimo. Si no hay buena comunicación pronto la indiferencia y el distanciamiento reinarán en la vida matrimonial.

3.- Convierte los conflictos en tus aliados. La manera en cómo enfrentamos los conflictos tiene mucho que ver en cómo nos desarrollamos y cómo aprendemos. Una regla básica para enfrentar un conflicto es atacar el problema, no a la persona. Si lo haces te será más fácil superar las diferencias.

4.- Perdona a tu pareja muchas veces. El perdón es la clave para superar muchas diferencias en el matrimonio. Cuando el orgullo y la soberbia te dominan un espíritu de rencor y odio será el que gobierne en tu matrimonio toda la vida. Alguna vez dijo una mujer: “Yo sólo estoy con él por mis hijos. No siento nada por él después de todo el mal queme ha hecho”. ¡Qué lamentable sería vivir así! ¿No crees?

5.- Muéstrense afecto en todo momento. Mantener una comunicación frívola e indiferente en donde el sarcasmo, la ironía y los insultos forman parte del diario vivir sería toda una pesadilla. Un hombre dijo una vez: “Para qué le digo que la quiero si la lo sabe”. Él estaba muy equivocado, pues el amor en pareja se cultiva diariamente con actos de cortesía y pequeñas muestras de afecto. El amor se acabará tarde o temprano cuando existe la monotonía y la rutina. Alguien dijo alguna vez que lo peor del matrimonio no es la monotonía, sino el aburrimiento.

6.- Vuelve a empezar, ¡siempre! El matrimonio no es fácil para nadie, siempre habrá una lucha en donde los grandes rivales son el egoísmo y el servicio desinteresado, sin embargo hay personas que luchan siempre por su matrimonio, mirando con optimismo hacia el futuro.

7.- Forma un equipo ganador. Recuerda siempre que el matrimonio es de dos, si uno pierde los dos pierden. Ambos se necesitan, ambos se complementan.