7 ideas positivas de "Volver al Futuro"

¡Comparte en tus redes!

La fiebre de “Volver al Futuro” está por todos lados, y es que un día como hoy, 21 de octubre del 2015, a las 4:29pm, comenzó a ocurrir algo con el hijo de Marty McFly.

Llegamos a la fecha predicha y vemos que las patinetas voladoras todavía no son una realidad, todavía nos agachamos para abrocharnos los tenis, pues Nike no ha sacado a la venta las agujetas que se ajustan solos, ¡y qué decir de los autos voladores! Al menos ya hay automóviles que se conducen solos.

En medio de toda éste despertar de los fanáticos de Back To The Future, recordamos algunas ideas positivas que nos brindó la saga.

  1. La amistad. Marty McFly y el doctor Emmett L. Brown se adentran en una aventura que los hará inseparables. Los dos se apoyan mutuamente y nunca se dan la espalda.
  2. Cuidar a la familia. Los familiares de Marty se vuelven víctimas de algunos villanos, pero el joven aventurero no deja que se aprovechen de ellos y en cada uno de sus viajes trata de hacer algo para que las circunstancias no sean tan desfavorables para sus seres queridos.
  3. El respeto a las mujeres. En la escena del auto en el estacionamiento, aquella noche del baile de graduación de sus padres, un abusivo trata de sobrepasarse con Lorraine (madre de Marty), así que George toma valor y defiende a su amada.
  4. El amor de pareja. Ya que estamos hablando del amor, cómo olvidar el amor a primera vista que experimentó el doctor Emmett al conocer a la maestra Clara Clayton. A pesar de las dificultades que vivieron, el deseo de estar juntos fue tan grande que Clara decide cabalgar detrás de su amado, subirse a una locomotora toda velocidad ¡y arriesgar su propia vida! ¡Sólo por estar cerca de su amado!
  5. Los diálogos entre McFly y el “Doc” estaban llenos de argumentos con probabilidades respecto a las cosas que ocurrían en el futuro y siempre que las cosas parecían derrumbarse, surgía una solución, como cuando su máquina del tiempo se quedó sin combustible en un mundo de vaqueros, la locomotora pudo suplir la velocidad que necesitaban. Nunca se dieron por vencidos.
  6. Amor a las mascotas. Einstein, el perro de Emmett, fue parte de la aventura, acompañó a su amo en cada viaje que él realizó a través del tiempo.
  7. Tener aspiraciones en el futuro. Las aspiraciones no siempre son personales, pues se puede soñar con un mundo mejor, la película nos muestra un futuro con grandes tecnologías, con aportes que facilitarían la vida de la humanidad. Es bueno idealizar cosas positivas para nuestro planeta.