¡Comparte en tus redes!

Cómo NO estar de acuerdo sin generar conflictos

Armando FrancoUna misma situación es percibida de diferente forma por diferentes personas, todos tenemos nuestra opinión y nuestra particular forma de ver las cosas. El problema es que los personas confunden percepción con realidad, ya que al percibir la realidad desde sus sentidos (Vista, Gusto, Tacto, Olfato y Oído) generan la idea de que todos deberían captar lo ocurrido de la misma forma y esto no es así. El individuo crea la ilusión de que es dueño de la realidad, sin ser consciente de que únicamente es dueño de una percepción de esta. Y al sentir que el tiene la razón, la persona se ve obligada a defenderla hasta en algunos casos llegar a grabes consecuencias. Por esta falacia la gente discute y pelea incluso con sus seres queridos por este motivo, es por esto mismo que la humanidad se ha venido matando desde hace miles de años. Por lo cual considero de suma importancia abordar este tema.

Si en una conversación con alguien esta persona expresa algo con lo cual tu no estas de acuerdo, tu estas en todo tu derecho de exteriorizar lo que piensas, pero es esencial que aprendas la manera correcta de hacerlo para evitar generar conflictos.

Saber discrepar es un arte que deberías de aprender y practicar durante toda tu vida.

Y lo primero con lo que debes de iniciar, es mostrar respeto por la forma de pensar de tu interlocutor, ya que recuerda que el cree que lo que esta percibiendo es la total realidad. Creo importante enfatizar, el que mostrar respeto por otra forma de pensar no significa darle la razón y aceptar que el esta bien y tu mal. Es simplemente entender que el tiene una idea en su mente y respetarla.

Paso siguiente seria importante hacerle ver que la idea que esta comunicando es sólo su percepción y que la tuya es distinta a la suya.

El peor escenario posible en la comunicación es el enfrentamiento de dos individuos totalmente convencidos de que ellos son dueños de la realidad y que es el otro el que esta total mente equivocado.

Como paso siguiente es importante que expongas con detalle tu forma de pensar, iniciando con el argumento de que expresaras tu percepción sobre ese asunto.

Trata lo más posible de no tomate personal los argumentos de tu interlocutor y de mantenerte con la cabeza fría, recurriendo cuantas veces sea necesario al punto de que lo que este expresa, es únicamente su percepción, más no la única verdad, ni la absoluta realidad.

Es importante considerar el que en muchas ocasiones no vamos a llegar a ponernos de acuerdo con nuestro interlocutor y que nos despediremos y cada quien se ira con su misma idea, sin que esta halla sido modificada en absoluto. En mi caso, mis hijos y yo tenemos ideas política distintas y preferencias por candidatos diferentes, continuamente hablamos de política y debatimos. Ellos siguen con sus ideas fijas y yo estoy totalmente convencido de mi postura. Sin embargo nuestra relación no se ve afectada en lo más mínimo, seguimos conviviendo perfectamente bien y amándonos profundamente.

El discrepar es algo muy valioso en una organización. Si en las juntas de una empresa, todos están totalmente de acuerdo todo el tiempo, esta sería una señal de que las cosas no están bien y que como organización nos estamos lanzado de cabeza al fracaso. El discrepar y saber negociar con nuestras diferencias es lo que nos ayuda a generar nuevas y mejores ideas, por lo tanto nos ayuda a crecer y ser mejores.

Cuando tu no estés de acuerdo con alguien es muy importante que cuides el tono con el cual vas a expresar tus discrepancias, tienes que alinear toda tu comunicación de manera congruente a un mensaje de cordialidad, en el cual tanto tu comunicación de palabras, tonos y movimientos de tu cuerpo, proyecten una buena actitud de estar abierto a la comunicación.

En ocasiones nos tocara enfrentarnos con una persona que se cree el total y absoluto dueño de la realidad y que no le basta con creerlo, se aferra a la tarea de que reconozcamos que el esta en lo correcto y que somos nosotros los que estamos mal y terminemos haciendo o pensando lo que el o ella quiere. Este tipo de personas cuando ven que sus intentos de salirse con la suya no están funcionando, comienzan a elevar el nivel de sus ataques y pueden terminar ofendiendo, buscando humillar y hasta incluso intentar agredir físicamente. Las personas que no saben debatir y con un nivel elevado de competencia lo cual los hace incapaces de aceptar un error o el reconocer que están equivocados, son personas que al sentir sus argumentos débiles dejan de enfocarse en el tema central que se esta debatiendo y comienza a atacar a un nivel de identidad, agrediendo y ofendiendo a la persona y dejando de lado el tema que origino la controversia. Por lo cual cuando te encuentres en esta situación te recomiendo retirarte de la discusión lo antes posible y alejarte el tiempo que sea necesario de este personaje, hasta que se calme y cambie su posición inflexible y agresiva. Cabe mencionar que en algunos casos esto no va a suceder nunca, por lo cual tendríamos que cortar todo tipo de relación con alguien así.

A si que recuerda que no siempre estarás de acuerdo con las otras personas, si a partir de hoy se presenta la necesidad de comunicar una idea que es contraria a la que te están exponiendo debes saber que estas en tu derecho de expresar tu forma de pensar , pero siempre tomando en cuenta los puntos que te acabo de compartir.

Armando Franco

Armando Franco