¡Comparte en tus redes!

¿Síndrome Burnout? ¡Agradéceselo a tu trabajo!

burnoutEl estrés, las extenuantes jornadas laborales y los ambientes de trabajo competitivos son sólo algunas de las causas de varios padecimientos que cada día afectan a más profesionistas. ¿O acaso nunca te has sentido agotado, deprimido o incapaz de realizar de tus actividades diarias?

En caso de que hayas experimentado estos síntomas, déjanos felicitarte, pues sufres uno de los padecimientos que afectan a millones de personas en el mundo: síndrome de Burnout o síndrome del quemado.

De hecho, los especialistas han logrado determinar cuáles son los principales síntomas de esta nueva enfermedad laboral. Chécalos y ve cuántos de ellos tienen:

  • Agotamiento. Aunque es normal que te sientas cansado después de un largo día de trabajo, debes comenzar a preocuparte si estás exhausto todo el tiempo, y sobre todo cuando tu agotamiento no sólo es físico, sino mental también.
  • Falta de concentración. Debes saber bien que cuando el estrés llega a su máximo nivel, tus habilidades cognitivas se ven afectadas, por lo que es bastante común que te resulte complicado concentrarte y tomar decisiones; además de que tienes olvidos recurrentes.
  • Motivación. No hay señal más clara de que sufres Burnout que el hecho de que te cuesta trabajo levantarte cada mañana para ir a la oficina. Simplemente, te sientes desmotivado y cualquier cosa relacionada con el trabajo representa una tortura.
  • Irritabilidad. ¿Has notado que últimamente estás irritable todo el tiempo o tienes cambios frecuentes de humor? El Síndrome de Burnout también desencadena problemas anímicos, por que frecuentemente te sentirás frustrado, molesto y negativo.
  • Productividad. El síndrome del quemado tiene la cualidad de afectar la calidad del trabajo, por lo que seguramente habrás notado que no tienes la misma productividad que cuando entraste a la empresa. ¿A qué se debe? A que tus capacidades físicas y mentales no están en óptimas condiciones.
  • Vida social. ¿Hace cuánto que no sales con tus amigos, te vas de fin de semana con tu pareja o tomas unas vacaciones familiares? Si eres de los que vive para trabajar, ya va siendo hora de que le des a tu vida social la importancia debida.
  • Salud. El Síndrome de Burnout llega a su máxima expresión cuando desencadena problemas de salud, como dificultad para dormir, trastornos digestivos y baja de defensas. Simplemente comienzas a enfermarte por cualquier motivo y sin razón aparente.

En caso de que presentes dos o más de estos síntomas, debes tomar las medidas necesarias para restablecer el equilibrio entre tu vida personal y la laboral. Recuerda que uno trabaja para vivir, no vive para trabajar.