¡Comparte en tus redes!

¿Solo o acompañado?

luis-MENDOZA-1000X525-2017Estaba recordando esas vacaciones que he pasado en diversas modalidades, como las veces que me tomé unos días después de un viaje de trabajo (aprovechando los viáticos de ida), o cuando me dije de pronto "me voy a la playa". Recuerdo esas grandes aventuras conociendo gente nueva y viendo que el mundo es un lugar agradable también.

¿Por qué digo esto?, hoy estoy felizmente acompañado en mis vacaciones, pero también, estar acompañado me recuerda con gusto los viajes que he hecho solo y lo mucho que he aprendido de ellos.

Siempre me preguntaban, ¿y por qué te fuiste solo?... Y en esta pregunta noto la “resistencia” que en general tenemos de estar con nosotros mismos.

Antes no le daba la importancia que le doy ahora a estar solo, a ESTAR CONMIGO. Estoy convencido que asumir lo siguiente me ha dado más elementos para pasármela increíble y también revisar qué cosas quisiera cambiar en mi vida: "la persona con la que voy a convivir toda mi vida SOY YO"

Y si crees que estás contigo, te reto a que lo estés: sin compañía y celular apagado, disfrutando y escuchando lo que necesita la persona más importante de tu vida.

Entonces, si te late y crees que honestamente algo resistes con ESTAR CONTIGO, por qué no comienzas con algo ligero, de menos a más: 10 minutos al día para estar contigo, y le vas aumentando a tu ritmo. Y si descubres que quieres cambiar algo, acércate a profesionales de la terapia. Al menos los que conozco, le han cambiado la vida a mucha gente, incluyéndome.

¡Hasta la próxima!

LEMG