¡Comparte en tus redes!

Soluciones prácticas de los audífonos

Soluciones prácticas de los audífonos

Soluciones prácticas de los audífonos

Auriculares o audífonos, como quieras llamarles, son tus mejores aliados en la oficina. Reciben una señal eléctrica desde una fuente (que puede ser un radio, reproductor de audio o tu computadora) que genera ondas sonoras audibles.

Los utilizas casi todo el tiempo en la oficina, te ayudan en tus tareas diarias o simplemente te entretienen. Los usan casi todos, desde los directivos hasta los de puestos más modestos. A continuación algunas soluciones prácticas de los audífonos.

1.- Llamadas telefónicas cómodas. Los audífonos te facilitan la vida en el trabajo, si estás haciendo muchas cosas y te hablan por teléfono usa los auriculares, tendrás las manos libres para seguir haciendo algunas tareas.

2.- No te lastimas el cuello. Cuando contestas el teléfono con auriculares no tienes que estar doblando tu cuello, así disfrutas de una postura cómoda sin tensión muscular. De acuerdo con algunos estudios el uso de auriculares reduce la tensión muscular hasta un 40%, en comparación con la tensión que se siente mientras se usa el teléfono receptor. Además, con estos aparatos tienes mayor libertad de cuello, hombros y cabeza. Disminuyes la tensión de los brazos.

3.- Aumentas tu productividad. Con los estás más cómodo y quizá más concentrado en tu trabajo, los expertos aseguran que aumentas tu productividad hasta en un 43%. Si estás atendiendo a un cliente vía telefónica tienes las manos libres y la oportunidad de buscar la información que te piden.

4.- Te concentras. Con los audífonos es más difícil que te distraigas por algún ruido o por las conversaciones de los compañeros.

5.- Brinda armonía. Al tener tu música sólo para ti, evitas molestar a otros compañeros con un género musical que no es de su agrado, o bien, no se distraen con tu ruido.

6.- Escucha algo inteligente. Si quieres una mejor concentración e incrementar tu productividad, pon música clásica, notarás los cambios.

7.- Con moderación. No siempre es buena idea, el uso constante de los audífonos podría afectar tu salud auditiva, te recomendamos tener un volumen adecuado y no tenerlos todo el tiempo puestos.