¡Comparte en tus redes!

Supervivencia Godínez en lunes

Supervivencia Godínez en lunes

Supervivencia Godínez en lunes

Para la mayoría de la comunidad Godínez los días más pesados de la semana son los lunes, ¡con razón Martínez siempre se enferma ese día! Te damos algunas ideas para sobrevivir a ¡este día tan horrible! (Ssshh, que no te escuche tu jefe).

1.- Piensa en que verás a tu crush. ¡Ah! Esa chica(o) tan guapa(o) que te hace suspirar y usar la engrapadora a lo wey cada vez que pasa por tu lugar. Piensa en que volverás a ver a esa persona tan especial. Si no hay nadie así en la oficina, pues llega con toda la actitud de pasarla de lujo con los cuates de la oficina, siempre hay banda que te caen bien.

2.- Pon un playlist movidón. Tienes tus carpetas de música clasificadas por "Las rockeronas", "las adoloridas", "las guapachosas", etc. Pues... ¿qué crees? Descarta las adoloridas, ponle play a "Mi Cucu" de la Sonora Dinamita, sube el volumen y saca a bailar a la señora de la limpieza. A lo mejor te regañan, pero al menos liberas el estrés y haces reír a tus colegas.

3.- Date un antojo. Uno de tus momentos favoritos en las jornadas laborales son las salidas para comprar tortas de chilaquil, tacos de canasta, guajolotas, etc. Pues... ¡una vez a la semana es cosa sana!, así que puedes darte un pequeño permiso.

4.- Planea una broma. Si es lunes seguramente algún fulano estará con sueño y cabeceando ¿por tu mente están pasando muchas maldades verdad? Si no hay ningún otro dormilón, planea otra buena broma y busca una víctima. Elige a alguien con quien te lleves bien, no la riegues.

5.- Adelanta chamba desde el viernes. "Pos sí, pero eso me lo hubieran dicho el viernes", ni modo mi chavo, ahora acuérdate de talachearle y adelantar pal viernes.

6.- Diviértete en Redes Sociales. Disfruta de los memes más divertidos del momento, hazle uno a Ramírez o algún otro de tus compañeros. O bien. haz una versión de una Tendencia On line.

7.- Prepárate desde el "dormingo". Si ya sabes que te vas a poner de nena cada lunes, pues duerme bien, no te desveles y levántate temprano para desayunar y llegar con toda la energía. Así ya no estarás quejándote de lo injusta que es la vida.